Fotografía; Medios
Beijing, China.

Ninguno de los productos animales analizados en el mercado de mariscos Huanan, ubicado en la central ciudad china de Wuhan, arrojó resultados positivos a la COVID-19 luego de que se llevaran a cabo pruebas exhaustivas en el lugar, refirió hoy miércoles un experto sénior.

Las muestras ambientales tomadas tras el cierre del mercado de mariscos revelaron una contaminación ambiental generalizada por el virus, particularmente en los puestos de productos acuáticos, detalló Liang Wannian, jefe de la parte china del equipo conjunto entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China para estudiar los orígenes de la COVID-19.

Los hallazgos sugieren que el mercado tenía la posibilidad de introducir el virus a través de personas infectadas, productos de cadena de frío contaminados, animales y productos de origen animal, señaló Liang.

“Aún tenemos que realizar pruebas relevantes en los productos de la cadena de frío”, agregó.

Liang hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa ofrecida hoy miércoles en Beijing por los miembros chinos del estudio global convocado por la OMS sobre los orígenes del nuevo coronavirus.