México permite nuevas actividades al afirmar que epidemia
Fotografía: EFE - Presidencia de México
Ciudad de México, México.

El Gobierno mexicano anunció este martes nuevas actividades permitidas en su plan de la “nueva normalidad”, como hospedaje y recreación, al afirmar que la epidemia de COVID-19 “va hacia la baja”.

A partir de ahora, se permitirá la operación de hoteles a un nivel de 25%, restaurantes con servicio a domicilio, servicios de peluquería a domicilio, parques al 25% sin acceso a áreas infantiles, supermercados al 50% con una persona por familia y partidos deportivos a puerta cerrada.

Estas actividades, aclararon las autoridades sanitarias, se permitirán aunque el semáforo del Gobierno esté en rojo, que indica el máximo nivel de riesgo de los cuatro colores establecidos por el Ejecutivo para definir los sectores autorizados en los 32 estados.

“El personal de salud está tratando de salvar vidas y atender a personas en necesidad, a pesar de que la epidemia en nuestro país se mantiene estable y va hacia la baja, aunque sea lentamente, hay indicadores de ello”, afirmó el titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer.

Pese a cumplir ocho días con el plan de reactivación económica de la “nueva normalidad”, México está en la fase más crítica del brote con más de 120 mil casos y más de 14 mil muertos confirmados por coronavirus, recordó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

El funcionario reiteró que las 32 entidades están en rojo, el máximo nivel de riesgo, con solo tres de ellas con la tendencia de hospitalizados en descenso y con 23 en ascenso.

Dentro de esta fase, advirtió, deben permanecer suspendidos los gimnasios, cines, teatros, museos, centros comerciales, templos de culto, conciertos, bares, cantinas y salones de fiesta, actividades que algunos Gobiernos estatales han permitido reabrir.

Aun así, el subsecretario reconoció que algunos sectores deben reactivarse pese al riesgo de contagio.

“Un balance apropiado entre la aspiración de lograr reactivar la economía, el bienestar social, la generación de riqueza, sobre todo para las familias que dependen día a día de estos espacios económicos, pero por otro lado cuidando que la cantidad de personas que se integran al espacio público sea muy controlada”, argumentó.

La ocupación general en la red de hospitalización para infección respiratoria aguda grave (IRAG) es de 46%, lo que significa que hay 10 mil 346 camas ocupadas y 12.318 disponibles en 795 hospitales.

La ocupación de ventiladores (para enfermos críticos) es 38%, por lo que hay 2 mil 979 camas intensivas ocupadas y 4 mil 805 disponibles.

México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en muertes confirmadas por COVID-19 y el decimocuarto en casos, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Aun así, el presidente Andrés Manuel López Obrador presumió sobre la gestión de la pandemia.

“México está dando un ejemplo en el mundo porque logramos aplanar esta curva y evitar que se saturaran los hospitales sin medidas coercitivas”, aseveró.