México celebra el Día del Trabajo con cientos de miles de nuevos desempleados
Fotografía: EFE Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

Los trabajadores mexicanos celebran este Primero de Mayo entre cientos de miles nuevos desempleados, la agudización de la precariedad laboral y la incertidumbre de las políticas del Gobierno para sortear la crisis del coronavirus.

México perdió 346.878 empleos tan solo del 13 de marzo al 6 de abril, una tendencia que apunta a una pérdida de 600 mil puestos de trabajo en abril, el segundo mes del brote de COVID-19 en el país, estima Elías Micha, director general de Tallentia MX, asociación empresarial especializada en recursos humanos.

Esto significa que en menos de 30 días “se borraron todos los empleos que se habían generado en 2019”, comenta a Efe el experto, quien apunta que México necesita crear más de 1 millón de vacantes al año para satisfacer la demanda laboral de los jóvenes.

“Ha sido devastador. Es, ha sido y seguirá siendo así en los próximos meses. Una de las principales características del panorama económico y laboral es la incertidumbre. No creo que nadie conozca a ciencia a cierta cuál va a ser el saldo final”, opina Micha.

Los pronósticos están en línea con los de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), que calcula una pérdida diaria de 20 mil empleos por la contingencia, con una posible desaparición de 960 mil  puestos formales en 2020.

Aun así, el desempleo en México fue 2,9% en marzo, una tasa inferior al 3,2 % del mismo mes del año pasado, informó esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Pero el instituto reveló un aumento de 2,2 % anual de la población subempleada, la que declara tener necesidad y disponibilidad para más horas de trabajo, al ser 9,1 % de la población económicamente activa (PEA).

Se estima que la tasa desempleo suba 10 % en el segundo trimestre, cuando México resienta los efectos plenos de la crisis, advierte el director de Tallentia MX.

INCERTIDUMBRE OFICIAL

México suspendió las actividades no esenciales de la economía hasta el 30 de mayo al declarar el 30 de marzo la emergencia sanitaria por coronavirus, que suma 19 mil 224 casos y mil 859 muertes en el país.

“Todavía no hemos llegado a la máxima expresión de la emergencia sanitaria, entonces estamos a expensas de las medidas que tengan que tomar las autoridades. Las medidas sanitarias son las que dictan las consecuencias económicas y laborales que va a haber en un futuro”, observa Micha.

Pero otro factor de incertidumbre ha sido el paquete económico ofrecido por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, que apenas es del 0,7 % del PIB, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De cumplirse el pronóstico más pesimista, de una contracción económica de 12%, México perdería hasta 1,5 millones de empleos en 2020 sin un paquete de medidas adecuadas, que debería representar 6% del PIB, según un informe de esta semana de BBVA.

Otra incertidumbre es la promesa de López Obrador de crear 2 millones de empleos este año.

“En los últimos 30 años no ha habido un solo año en que se hayan creado un millón de empleos formales”, apunta Micha.