Fotografía: Pablo Toledo

Guadalajara, Jalisco.

A semanas de que la empresa AlteaCorp retirara la infraestructura para la realización del espectáculo temático de Calaverandia, en el interior del parque metropolitano, las instalaciones lucen en calma, los espacios cercanos, como el lago donde se colocó asfalto, ya fueron retirados y cubiertos por composta con la finalidad de regresar el área verde que se encontraba en el lugar.

Pese a que en estos momentos el parque ha comenzado a recuperar su aspecto, vecinos, usuarios e integrantes del colectivo “El Metropolitano es de Todos”, coinciden en que los animales de la zona ya no se ven con tanta naturalidad.

Consideran que se debe a que muchos de ellos, al buscar un espacio seguro no regresaron a sus madrigueras, ante esto, es que insisten en blindar el parque para que a futuro no se presente una situación similar que vuelva a poner en riesgo a la flora y la fauna del lugar.

El colectivo “El Metropolitano es de Todos” sigue en la búsqueda de convertir el parque en un área natural protegida, por ello, defensores ambientales y vecinos buscan una mesa de diálogo para encontrar garantías y certeza jurídica para asegurar que en un futuro las instalaciones del parque no alberguen eventos que lo puedan dañar.

Aunque se han realizado acciones para resarcir los daños causados al parque, usuarios consideran que no se ha hecho lo suficiente y por ello están solicitando apoyos para realizar reforestaciones, pero aún no han obtenido respuesta.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here