Fotografía: EFE/Snezana Stanojevic.
Buenos Aires, Argentina.

El artista plástico Antonio Seguí, considerado como uno de los mejores ilustradores argentinos del siglo XX, falleció a los 88 años de edad en la ciudad de Buenos Aires después de visitar Córdoba, su provincia natal, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio de Cultura argentino definió a Seguí como “uno de los más importantes artistas argentinos” del siglo pasado, gracias a una trayectoria prolífica que incluyó la realización de litografías, fotograbados, aguatintas, serigrafías y linograbados, que se caracterizaban por la presencia habitual de hombres con sombrero.

Antonio Seguí nació el 11 de enero de 1934 en Villa Allende, un municipio de la provincia central de Córdoba, y desde 1963 vivía en París, donde fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el Gobierno francés.

Durante su carrera profesional, el artista cordobés obtuvo decenas de galardones internacionales y sus obras forman parte de casi cien colecciones públicas a lo ancho y largo del mundo, con presencia en el Museo de Arte Moderno (Moma) de Nueva York y en el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París, entre otros.

-Repaso de sus obras-

Uno de sus mayores legados como artista es “La Familia Urbana”, una serie de esculturas elaboradas en los años 90 y que están situadas en distintos puntos de la ciudad de Córdoba.

En 2019, el óleo “Caja con señores”, una obra de dos metros y medio por tres y creada en 1963, fue adquirida por 224 mil dólares en una subasta, “convirtiéndose en la pieza más cara rematada en Argentina”, según el Ministerio de Cultura del país suramericano.

Tras la noticia de su muerte, las redes sociales se llenaron de mensajes afectuosos hacia el artista, procedentes tanto del mundo del arte como de la política argentina.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here