El cine
Imagen: UdeG
Guadalajara, Jalisco. 

El confinamiento ha provocado cambios en todas las industrias y en los ejercicios cotidianos del mundo. Las formas de consumo se han modificado, entre ellas la del acercamiento a las artes visuales, en específico al cine.

La cuarentena extendida ha dado la posibilidad a los usuarios de adentrarse a plataformas digitales para ver series y películas, pero justo para los creadores de cine esto ha sido todo un reto pues se ha perdido tanto la cercanía en la grabación como con el público. De esto habla José Ramón Mikelajauregui, cineasta y jefe del Departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara.

“Sí estamos en un problema porque nosotros estamos acostumbrados a crear en presencia de los cuerpos. Nosotros sí necesitamos la corporalidad para hacer cosas, es un arte colaborativo y aunque pudiéramos colaborar en estas plataformas pues hay una serie de cosas que difícilmente se pueden lograr generar esas energías reveladoras que tiene el cine, porque finalmente el cine es lo que le pasa a los espectadores cuando ve las películas”.

En el webinar organizado por la Universidad de Guadalajara se tocaron este y otros temas en torno a la producción audiovisual como lo es el caso de la cancelación de festivales en todo el mundo, excepción que hace el Festival Internacional de Cine en Guadalajara que tuvo que posponerse pero que sí realizará su edición de forma híbrida del 20 al 27 de noviembre de 2020.

Para la directora del FICG, Estrella Araiza, si bien la pandemia ha alejado al público de las salas también les ha dado la oportunidad de experimentar con distintos géneros y contenidos.

“Es un momento muy importante para el cine porque las personas no van a dejar de consumir cine. Ahora un poco más, yo siento. Incluso que no consuman en las salas, que esa es una situación que a mí me daría mucha pena, de cualquier manera, yo creo que sí van a buscar más cine, y sí van a experimentar más películas, porque muchas veces ahora ya se están saliendo del género. Antes las personas solamente veían como un tipo de cine y creo que la pandemia nos está dando la oportunidad de explorar otras cosas que regularmente no habíamos explorado”.

Para la industria cinematográfica todos estos cambios aún están siendo discutidos, y según la crítica y miembro de la Red de Investigadores de Cine, Annemarie Meier deben ser analizados por su rentabilidad, pues regresar a las salas de exhibición con aforos reducidos puede no ser costeable para las producciones.

“También en el cine se pagan las butacas, y ahora que son 30 % de butacas o 25 % de butacas en los cines, también todo eso cómo se va a organizar. Creo que la exhibición y la distribución va a ser un problema mayor también que hay que regular a nivel internacional”.

Alicia Preza