Arcos de Guadalupe
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

En la Colonia Arcos de Guadalupe, situada junto al Parque Metropolitano, en Zapopan, no se respetan los usos de suelo. Es una “tierra sin ley”, afirmó la asociación de vecinos.

Los habitantes se quejan de un taller de laminado y pintura de autos y un gimnasio que se localizan en las calles de Agrónomos 5560 y en el cruce de Administradores y Antonio Torres, respectivamente, los cuales generan ruido y vibraciones, así como caos en el estacionamiento de los vehículos. Esto ha generado, incluso, cuarteaduras en las casas aledañas a esos negocios.

La asociación vecinal señaló que el Ayuntamiento de Zapopan otorgó un permiso temporal al taller de laminado en mayo de 2020, en plena pandemia, pero no lo permiten los usos de suelo, informó Eva Flores, una de las vecinas afectadas.

“Pero ahora con las grúas cargadas de vehículos que están pasando ahí, ya tenemos la calle toda dañada y quebrada. Nuestra infraestructura está siendo afectada, los olores y los químicos de las pinturas que son arrojados, imagínese la gravedad y el peligro que estamos sufriendo”, explicó.

En el caso del gimnasio, que abre de 6 de la mañana a las 10 de la noche, genera ruido por la música y por el golpeteo de las pesas y aparatos, afirmó Adriana Sánchez, quien interpuso un recurso legal para invalidar la licencia municipal ante la Sindicatura. Sin embargo, tras un año, no ha obtenido una respuesta de la autoridad municipal.

“Yo metí. Lo estoy haciendo yo sola porque, la verdad, los recursos están difíciles. Un recurso de revocación ante el Ayuntamiento y la Sindicatura. Comencé el 15 de octubre de 2020 y a la Sindicatura entró en octubre de 2020. Se supone que dentro del plazo de 30 días deben de dar una respuesta. Ahorita estamos en agosto de 2021 y no he recibido ni una sola respuesta del Ayuntamiento ni de Sindicatura. Van los de Inspección y Vigilancia y dicen que no hay nada”, señaló.

El presidente de la asociación de vecinos de Arcos de Guadalupe, Jesús Casillas Loza, señaló que la gestión del alcalde con licencia de Zapopan, Pablo Lemus, “generó un desorden” en lo relativo al uso de suelo.

“Contra eso nos estamos enfrentando y tenemos que ir a pedir el apoyo de la justicia federal para defender nuestra calidad de vida y denunciar la violación de nuestros derechos humanos”, resaltó.

Los habitantes de Arcos de Guadalupe señalaron que existen otros problemas y que los van a difundir en las próximas semanas.

Ignacio Pérez Vega