Fotografía: Cortesía / Carlos Eduardo Díaz
Autlán de Navarro, Jalisco. 

Humanismo, empatía, capacitación constante y vocación por ayudar al prójimo desinteresadamente son virtudes imprescindibles para ejercer profesionalmente la enfermería, así lo cree y lo practica Carlos Eduardo Díaz Enríquez, primer oficial de la Coordinación Municipal de Protección Civil y Bomberos de Autlán, comisionado encargado del turno B y recién egresado de la primera generación de la licenciatura en enfermería del CU Costa Sur.

Fue a los 14 años de edad cuando Carlos inició su voluntariado como bombero. Al cumplir la mayoría de edad estudió una carrera técnica en urgencias prehospitalarias y comenzó a trabajar en la Unidad de Protección Civil y Bomberos de Autlán. Al advertir que podía perfeccionar sus servicios de atención, y aprovechando la apertura de la licenciatura en enfermería, decidió ingresar, a pesar de las “opiniones bienintencionadas” de conocidos que le cuestionaban su intención de estudiar otra carrera.

Carlos tiene claras las funciones del sector; menciona que las enfermeras y los enfermeros contribuyen a la salud desde el ámbito asistencial, pero también en distintos frentes como la investigación, la educación para la salud o la docencia, por lo que considera que el empoderamiento de la profesión es uno de los retos actuales.

“Ahorita lo que se pretende dentro de la rama de enfermería es empoderarla, la enfermería es un nivel, es un grado, un enfermero no es quien aplica nada más una inyección o cura una herida, también investiga, da clases, atiende pacientes, brinda asistencia al médico”.

Adicionalmente, Carlos es licenciado en psicología y pasante de la maestría en protección civil y gestión de emergencias, pero las metas no tienen límite; él quiere seguir preparándose para brindar mejor atención en el trabajo que le apasiona y que le ha permitido ayudar a los demás.

“Ahora como egresado pretendo seguir preparándome, soy el hijo menor de cuatro hermanos y estoy muy agradecido con mi familia que me ha brindado todo el apoyo necesario para conseguir mis metas, especialmente con mis padres que residen en Estados Unidos”. 

Carlos Eduardo Díaz Enríquez es parte de la primera generación de licenciados en enfermería del Centro Universitario de la Costa Sur, que el martes 13 de octubre rindieron protesta con excelentes resultados en el Examen General de Grado.

Antonio Díaz