Fotografía: EFE/ Miguel Sierra.
Monterrey, Nuevo León.

La Comisión Local de Búsqueda de Personas de Nuevo León inició una serie de diligencias para buscar en la presa de la Boca -que estos días por la sequía anda apenas sin agua- posibles restos de cadáveres de personas asesinadas por el crimen organizado.

Este organismo pidió además el apoyo de la Fiscalía estatal ante posibilidad de que los sicarios arrojaran en las aguas de ese dique los cadáveres de sus víctimas para así hacerlos desaparecer, según informó María de la Luz Balderas, titular del organismo.

Fotografía: EFE/ Miguel Sierra.

Personal de la comisión “ya acudió a la Presa de la Boca y continuaremos los siguientes días para revisar los indicios que ya denunciaron las organizaciones de familias con desaparecidos”, comentó a medios Balderas.

La titular de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas añadió que también solicitaron la intervención de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León para que investigue las evidencias y se pueda determinar los crímenes cometidos en esa presa.

Debido a una severa sequía que sufre el estado de Nuevo León, el embalse de la presa la Boca se redujo a un mínimo del 22% de su capacidad y ahora en el centro del dique se puede observar botes de plástico y cubetas que fueron rellenadas de cemento.

Fotografía: EFE/ Miguel Sierra.

A estas se les agregaron varillas en forma de gancho y todavía se ven los cables con los que los criminales ataban a sus víctimas.

Geovanni Barrio Moreno, fundador de la organización Justicia por Tamaulipas, acudió en días pasados a la presa y solicitó la intervención de las autoridades para que se acordone y proteja la zona donde se encuentran las evidencias.

“Estamos viviendo tiempos extraordinarios en México” por la tragedia de desaparecidos, comentó Barrio Moreno, que suma en el país más de 97 mil personas desaparecidas y no localizadas.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here