Fotografía: EFE/Elvis González
Santiago de Chile, Chile.

Cerca de 3 mil centros de votación han abierto este domingo en Chile para dar inicio a una de las votaciones más importantes de su historia reciente, en la que más de 15.1 millones chilenos decidirán si aprueban o rechazan la propuesta de nueva Constitución.

De aprobarse, el texto sustituirá a la actual Carta Magna, heredada de la dictadura (1973-1990) y vista por una parte de la sociedad como el origen de las desigualdades del país por fomentar la privatización de servicios básicos, como educación, salud o pensiones.

De rechazarse, seguirá vigente la actual Ley Fundamental, aunque el presidente chileno, Gabriel Boric, ya anunció que convocará un nuevo proceso constituyente y que se cumplirá con el mandato del plebiscito de octubre de 2020, en el que casi el 80 % de los chilenos pidió un cambio constitucional.

Las urnas estarán abiertas hasta las 18.00 hora local y el resultado, que se espera muy ajustado, se conocerá un par de horas más tarde.

Al filo de la medianoche, el mandatario dijo en un mensaje en Twitter que “el domingo será un gran día” y se mostró “profundamente orgulloso” de que la sociedad haya “llegado aquí”.

“En Chile, nuestras diferencias las resolvemos con más democracia, no con menos”, agregó.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here