Por: Aurora Quijas

Debido a la contingencia por COVID-19, la ciudadanía se ha acercado a los Centros  de salud para aplicarse la vacuna contra la influenza.

María Edith González Castro, responsable del Programa de Vacunación Universal de la Región Sanitaria II de la Secretaría de Salud en Lagos de Moreno, comentó que han tenido un aumento en la cobertura de la aplicación del biológico en un período corto, lo que les permite poder llegar a cumplir con la meta estipulada de 76 mil dosis.

“Al día de hoy tenemos un total de 74,000 dosis aplicadas de vacuna, eso nos deja con un muy buen porcentaje de aplicación de la vacuna, casualmente aumentamos mucho nuestra cobertura de vacunación ahora con lo de COVID 19 y eso es muy bueno, porque aunque la vacuna de la influenza no propiamente previene las infecciones por coronavirus si protege los pulmones contra otro tipo de enfermedades del tracto respiratorio”:

Explicó que ante la situación que se vive en el país por COVID 19 ha demostrado que las personas que fueron vacunadas contra la influenza y tienen contacto con el virus, presentan una sintomatología más leve que la enfermedad.

“Entonces aún no se sabe evidentemente que asociación tenga esto, pero sin duda alguna sigue demostrando que la vacunación sigue siendo una de las actividades preventivas más importantes en el mundo”.

Señaló que la vacuna contra la influenza tiene un porcentaje de efectividad para proteger a las personas contra el virus.

“La vacuna es altamente efectiva, protege contra los virus de influenza que contiene la vacuna, protege alrededor de un 90% entonces es altamente efectiva la vacuna”.

Detalló que los síntomas que presentar una persona con influenza son malestares generales de fiebre arriba de 38°, hay dificultad para respirar en caso grave por la enfermedad.

“Se caracteriza mucho por sentir síntomas muy parecidos a un resfriado pero más fuerte, por llamarlo de alguna manera y la fiebre es un punto muy característico de esta enfermedad”.

Explicó que la reacción de la vacuna solamente es molestia en la zona donde se aplicó el biológico.