Video: AFP

Desde Nueva Delhi en India a Lahore en Pakistán, el norte del subcontinente indio está sumido en una sofocante y espesa niebla contaminante, un riesgo de salud pública para decenas de millones de personas.