Renault Formula 1
Fotografía: AFP
París, Francia.

La escudería Renault declaró su objetivo de convertirse en la cuarta fuerza de la parrilla de constructores en la temporada 2020 de Fórmula 1, que la marca francesa lanzó este miércoles en París.

“Es un objetivo realista, posible si se respetan tres prioridades: ser fiables desde el principio, asegurar un nivel elevado de desarrollo muy pronto en la temporada y demostrar realismo en pista”, detalló el jefe de la escudería, Cyril Abiteboul.

Renault se apoyará esta temporada en una pareja de pilotos “revitalizada”, compuesta por el australiano Daniel Ricciardo, que llegó en 2019, y por el galo Esteban Ocon, que este año sustituye al alemán Nico Hülkenberg.

Sin embargo, el nuevo monoplaza, el R.S.20, solo ha sido presentado en fotos y no en su totalidad. El vehículo completo podrá verse por primera vez en los ensayos invernales de Barcelona que comienzan el 19 de febrero.

Después de un “gran paso en rendimiento” en 2019, Renault ha buscado mejorar la “fiabilidad” y la “longevidad” de su grupo propulsor E-Tech 20, indicó el director técnico de motor Rémi Taffin.

Aunque el R.S.20 es una evolución del Renault de 2019, “cuenta de todos modos con grandes cambios a nivel de aerodinámica”, dijo el director ejecutivo Marcin Budkowski, añadiendo que no estarían todas las piezas en los test de Barcelona y que está previsto “un programa de desarrollo agresivo en las primeras carreras”.

Si bien para el cuatro veces campeón del mundo el objetivo sigue siendo “volver a los podios y a la larga ser de nuevo campeón del mundo”, hay que “inscribirse en un calendario más realista” que el proclamado en el regreso de la escudería a la F1 en 2016, cuando la marca del rombo buscaba estar en la lucha en lo más alto en 2020.

Novena con 8 puntos en 2016, sexta con 57 unidades en 2017 y cuarta con 122 puntos en 2018, la escudería gala tuvo que conformarse con el quinto escalón entre los constructores, con 91 unidades, en 2019, por detrás de Mercedes, Ferrari, Red Bull y McLaren.