crisis streaming
Fotografía: Uwe Anspach - Dpa News
Berlín, Alemania.

En vista de los escasos ingresos procedentes de las transmisiones digitales de música, los músicos jóvenes deberían arriesgarse e intensificar su presencia en las redes, sostienen los expertos.

El profesor Udo Dahmen, de la Academia de Música Popular de Baden-Wurtemberg, dijo a dpa que el cambio digital en el sector también ofrece oportunidades para una mayor independencia de artistas ágiles y flexibles.

El vicepresidente del Consejo Alemán de Música y director artístico de la Academia de Pop de Mannheim, la única universidad estatal de Alemania dedicada específicamente ajaja la música popular y a las industrias creativas recalcó que limitarse a un único segmento raramente funciona.

“Ganar dinero con música propia es sólo una opción, además se pueden ofrecer servicios como letristas, compositores, productores o como músicos en bandas, fundar compañías discográficas propias o enseñar”, señaló el experto.

Como ejemplo positivo de una exitosa puesta en marcha de un sello discográfico, el científico citó a una cantante de pop formada en Mannheim: “Me gustaría mencionar a Alice Merton y a su representante Paul Grauwinkel, que generan ventas considerables con una empresa de este tipo”.

Actualmente, los ingresos por “streaming” son “marginales en comparación con el pasado”, dijo Dahmen. “Encontramos una cadena de explotación completamente diferente a la de hace 15 años, cuando los soportes físicos de audio y las descargas desempeñaban un papel mucho más importante”.

Pero según su impresión, los jóvenes músicos de pop no pierden mucho tiempo quejándose: “Tales sentimientos prevalecen más bien en la generación que ganaba mucho dinero en los tiempos previos a la música en línea”.