arrancones Guadalajara
Imagen: redes sociales
Zapopan, Jalisco.

Las noches de arrancones clandestinos en Zapopan son una práctica añeja y tolerada por las autoridades. Nadie puede decir que no las conocía. Ni funcionarios, ni elementos policíacos.

Automóviles deportivos modificados, algunos de modelo reciente y otros clásicos, apuestas fuertes entre corredores y espectadores, consumo de bebidas alcohólicas, vendedores ambulantes que ofrecen alimentos y presencia de menores de edad que acudían cada viernes a divertirse, eran la constante en este tipo de eventos que incluso se presumen en las redes sociales.

Las convocatorias se hacen en páginas de Facebook para acudir a estas competencias en sitios como Avenida Aviación, Avenida Clouthier en su cruce con Guadalupe, Cordilleras, o el Circuito JVC, en las inmediaciones del Estadio de las Chivas, donde ocurrió la tragedia del viernes 27 de diciembre, en la que una persona perdió la vida y seis quedaron heridas, dos de ellas de gravedad.

Asistentes a estos eventos, relataron de forma anónima, que aunque las patrullas policíacas pasaban por el lugar, nunca los molestaban. Los espectadores suelen llegar alrededor de las diez de la noche con botellas de bebidas alcohólicas y bolsa de hielos o con su seis de cervezas, para ponerlo en el piso y convivir mientras charlan y observan las competencias. Los corredores se retan entre ellos y apuestan fuerte: de 10 mil a 50 mil pesos y a veces doblan la cantidad en las revanchas con el lema, “todo o nada”.

Los espectadores, también apuestan por su corredor favorito. Todo mientras hay música de regaetton o banda en los automóviles para quienes quieren bailar. Otros automóviles que no participan en arrancones realizan piruetas ante el aplauso de los asistentes.

Ese ambiente de fiesta y verbena se convirtió en tragedia el pasado viernes 27 de diciembre, cuando un vehículo Chevrolet Camaro color rojo, detuvo su marcha en dirección de poniente a oriente en un intento de llamar la atención, y luego aceleró. No obstante, perdió el control y se impactó contra las personas que miraban las competencias con los resultados ya conocidos.

La zona donde ocurrió el percance continuaba, a mediodía de este sábado, con los pedazos de los automóviles que fueron destrozados en el impacto esparcidos, además de gran cantidad de botellas de bebidas alcohólicas y prendas de vestir. Esos objetos no fueron resguardados como evidencia por elementos investigadores.

Las autoridades han señalado que ahí hay cámaras del sistema C5, que monitorean los hechos no obstante en un recorrido realizado por este medio de comunicación no se pudo comprobar la existencia de esas cámaras. El día de la tragedia, primero llegaron los bomberos de Zapopan, luego la policía municipal y al final, la policía vial estatal.

La realización de estas competencias clandestinas, era entonces, muy conocida en la ciudad.

Tan es así que desde 2016 se realizaron operativos por parte de la Secretaría de Movilidad y la Fiscalía General. En uno de ellos incluso hubo enfrentamientos entre jóvenes corredores de autos y elementos de la extinta Fuerza Única. Otros operativos se realizaron en la misma avenida del Estadio de Chivas donde los arrancones terminaron en desgracia tres años después.

La Secretaría de Seguridad del Estado dio a conocer en un comunicado enviado a los periodistas, que en 2019 se realizaron 38 operativos contra arrancones clandestinos, con 137 folios y 36 vehículos que se fueron al corralón.

Pero no se ha logrado inhibir a los jóvenes que realizan estas prácticas, que ya arrojaron víctimas mortales. Y podrían ser más, pues dos jóvenes se debaten, entre la vida y la muerte.

Julio Ríos

Julio Ríos

Reportero en Canal 44
Periodista de la Fuente Política, con experiencia en prensa escrita, radio, televisión y medios digitales, locales y nacionales. Cubre Congreso del Estado y partidos políticos. Es autor de tres libros. Sus áreas de especialización son la Transparencia y Rendición de Cuentas, Periodismo de Investigación, Periodismo Narrativo, Periodismo Digital, y por supuesto, Periodismo Político.
Julio Ríos