Ciudad de México, México.

Las autoridades mexicanas informaron este miércoles que detuvieron a seis personas presuntamente involucradas en el asesinato del periodista Carlos Domínguez, ocurrido en Tamaulipas.

El fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios, dijo en conferencia de prensa que de esas personas, dos “interceptaron el vehículo en el que se transportaba el periodista Carlos Domínguez, lo obligaron a descender y lo agredieron con arma punzocortante hasta por 24 ocasiones”. 

Agregó que otros cuatro “han sido imputados al tener una participación trascendente en la premeditación del homicidio”. 

Domínguez, el primer periodista asesinado en México en 2018, trabajaba en el periódico local “Diario de Nuevo Laredo” unos dos meses antes de ser ultimado.

Desde entonces se dedicaba a una columna política que difundía en redes sociales, según el diario Reforma.

Tras el crimen, el gobierno de Tamaulipas ofreció una recompensa de hasta dos millones de pesos (unos 106.000 dólares) “para quien o quienes suministren información exacta” que llevara a los responsables del homicidio.

Por su parte, el fiscal especializado en delitos contra la libertad de expresión, Ricardo Sánchez, aseguró también en la conferencia de prensa que en “todo momento se investigó de manera prioritaria” el trabajo del periodista.

Tamaulipas es una de las regiones de más afectadas por la violencia del narcotráfico y, junto con el estado de Veracruz, es también una de los más peligrosas para ejercer el periodismo.

Durante 2017, se registraron en México 507 agresiones contra trabajadores del sector, incluyendo 12 asesinatos y una desaparición forzada, según Artículo 19, organización no gubernamental internacional de defensa de la libertad de expresión.