Chicago, Estados Unidos

Miles de personas marcharon el lunes por las calles de Chicago, en una manifestación del 1 de Mayo contra las políticas del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump.

Los manifestantes representaban una amplia variedad de sectores y causas, incluyendo activistas de derechos de los inmigrantes, de defensa del medio ambiente, sindicatos que exigen un salario mínimo más alto y partidarios de los derechos reproductivos.

Hubo coloridas protestas antes y después de la marcha de más de tres kilómetros, durante la cuales los participantes llevaban banderas de Estados Unidos y México, la bandera del arco iris que representa los derechos de los homosexuales, y carteles con leyendas tales como “Detener la Agenda Trump”.

“La elección de Donald Trump es un desafío para todos nosotros, si vamos a ponernos de pie y a hablar en favor de nuestros valores”, dijo el senador demócrata Dick Durbin, ante la multitud.

Grupos representantes de obreros, trabajadores hospitalarios, de atención clínica domiciliaria, del sector de la alimentación, a maestros y otros, expresaron su reclamo por un salario mínimo más alto.

Además, partidarios del derecho al aborto exhibieron pancartas de apoyo a Planned Parenthood (Paternidad Planeada), una ONG que da asistencia sanitaria que el gobierno de y los republicanos han querido cortarle fondos.

“Nosotros, debemos unirnos y tenemos que parar a este tipo (Trump). Él no es el rey de Estados Unidos”, declaró Oscar Cruz, de 58 años, un manifestante que dijo ser inmigrante mexicano con 28 años en el país y que ahora afronta con preocupación su futuro debido al endurecimiento de la política migratoria del mandatario republicano.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here