Marina sargazo
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, defendió este jueves la intervención de la Marina de México para atajar el problema de la masiva llegada del sargazo a playas del Caribe en vez de contratar empresas privadas.

El mandatario declaró en su conferencia de prensa matutina que en el pasado se utilizaba el tema del sargazo para hacer negocios en el Gobierno.

“Aunque parezca increíble, eran capaces de declarar estado de emergencia para que entrara el programa del Fonden (Fondo de Atención a Desastres). Era un barril sin fondo el Fonden, porque al declarar una emergencia ya no se licita nada, todo se compra de manera directa”, explicó.

Añadió que, como resultado, había “toda una constelación de empresas alrededor del Fonden, que eran las que vendían todo, láminas, despensas, catres, y todo manejado por la Secretaría de Gobernación; eran miles de millones de pesos”.

López Obrador cuestionó la necesidad de contratar empresas privadas que atiendan el problema cuando México cuenta con “una institución tan profesional como la Marina, que tiene embarcaciones, que tiene aviones para tomar fotografías para saber qué está ocurriendo en el mar, para hacer estudios”.

“Además, (cuenta con) profesionales, con marinos responsables. ¿Por qué no la Marina se hace cargo del problema, que surge porque se permite la utilización masiva de agroquímicos que van al mar y producen este fenómeno”, manifestó.

El pasado 24 de junio, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, dijo que el Gobierno está abordando la llegada del sargazo como un “problema de Estado” y sin contratar empresas privadas.

Este jueves se celebra en Cancún una cumbre sobre el sargazo con la presencia de representantes de unos diez países y de organismos internacionales, si bien no está contemplada, al menos en la agenda pública, la presencia de funcionarios federales.

El evento será inaugurado por el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.