Por Gabriela Arreola

Cuando un menor de edad se encuentra en situación de calle o de abandono, el sistema DIF y la Procuraduría para la Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes en el municipio y la región, respectivamente, actúan para dar atención al menor; es decir, verificar que se le revise medicamente y después se deje al cuidado de los familiares más cercanos

Al respecto, habla Rosa Zárate Cedillo, presidenta del DIF en Lagos de Moreno, quien menciona que en el municipio no hay niños en situación de calle:

“La verdad, así como tal abandono grave no lo hay, sabemos que mamá o papá salen a trabajar y si no hay de momento quién cuide a los niños los pueden dejar por un horario  en casa. Todos los niños que andan en la calle, yo lo he dicho, tienen una casa, tienen unos papás, pero hay conflicto, no son totalmente felices en sus casas o les hacen falta cosas y salen a la calle… porque tienen amigos, o salen de aventureros a andar por ahí deambulando en las calles”.

Atención médica y búsqueda de familiares

Regularmente las llamadas de ayuda provienen de la Policía Municipal, que alerta al DIF acerca de los pequeños que necesitan atención; después de esto se trasladan hasta algún hospital o clínica, regularmente al Hospital Regional, en el que se revisa minuciosamente la salud de los menores y después se entregan a sus padres, abuelos o tíos.

“Primeramente en la mayoría de los casos es la comisaría, la Policía Municipal, quien nos refiere los casos, la regla es que se vayan al hospital, que el hospital los atienda, y hasta que no encontremos algún familiar directo para que puedan ellos hacerse cargo de estos niños, de estos casos específicos. Los albergues en los casos específicos que no tengamos a dónde llevar a los niños”, añade Zárate Cedillo.

Falta de alberges, una carencia añeja

Por otra parte, la presidenta del Sistema DIF en Lagos de Moreno reconoce que no se cuenta con un albergue para asegurar que los menores se queden en un lugar seguro mientras se localiza a sus familiares más cercanos o para que se hospeden en él si carecen de personas que se hagan cargo de ellos. Agrega que por ley, los pequeños no pueden quedar bajo la tutela del DIF:

“En el caso de los niños, la ley nos marca que no podemos tenerlos permanentemente en el albergue porque inmediatamente tenemos que buscar redes de apoyo, que los familiares se hagan cargo de estos niños que nos encontramos en situaciones diferentes a las normales. Entonces, sí, se está gestionando, es muy seguro que dentro de mi gestión en esta administración no logre concluirlo”.

Por otro lado, hay que decir que en pasadas entrevistas, Juan Bernardo Santos Hernández aseguró que por su parte, la Procuraduría para la Defensa de Niños, Niñas y Adolescentes en la región, actúa cuando algún menor es víctima de violencia intrafamiliar, de ser así, se le brinda asesoría y acompañamiento en el terreno legal.