Cracovia, Polonia.

Los israelíes conmemoraron ayer el asesinato de seis millones de judíos bajo el régimen nazi con dos minutos de silencio mientras sonaban sirenas por todo el país y con una ceremonia en el memorial del Holocausto Yad Vashem en Jerusalén.

El tráfico de todo el país paró y los ciudadanos dejaron de trabajar para permanecer dos minutos en silencio en memoria de las víctimas.

En el evento central en Yad Vashem la noche del domingo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, criticó a la comunidad internacional.

“Hay muchos casos en los que el mundo permanece impasible y no evita los genocidios ni las matanzas en masa”, dijo. “En Camboya, Ruanda, Sudán y Siria”.

Además, alabó a Estados Unidos por bombardear una base aérea militar siria tras un presunto ataque con armas químicas a principios de abril.

Ayer por la tarde el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, depositó una corona en Yad Vashem. El ministro visitará en este viaje Israel y los Territorios Palestinos.

Por su parte, el ex presidente alemán Joachim Gauck participó ayer en una ceremonia conmemorativa en el norte de Israel junto al presidente israelí, Reuven Rivlin.

En Polonia se reunieron más de 10 mil jóvenes judíos de Israel y de todo el mundo para participar en “Marcha de los Vivos”, la peregrinación anual de tres kilómetros desde Auschwitz hasta Birkenau, las dos partes del mayor campo de concentración nazi durante los años de la Segunda Guerra Mundial.

Elisha Wiesel, hijo del superviviente del Holocausto y Nobel de la Paz Elie Wiesel, que murió a los 87 años el año pasado, participará en la marcha de este año y encenderá una antorcha conmemorativa por su padre.

Este año también se reunirán los ministros de Educación de 12 países en Cracovia, Polonia, para decidir cómo continuar con el recuerdo del Holocausto o Shoah, en hebreo, cuando todos los supervivientes hayan fallecido.

“La Marcha de los Vivos de este año está dedicada a una simple cuestión: ¿Cómo educamos sin supervivientes?” dijo el ministro de Educación israelí, Naftali Bennett, en un comunicado antes de emprender el viaje a Polonia para la marcha.

El número de supervivienes que pueden compartir su historia está disminuyendo rápidamente. Debemos encontrar nuevas formas de recordar”, dijo. Aún hay 160 mil supervivientes en Israel.

Además, Benett advirtió de que cada vez hay más personas, sobre todo en las redes sociales, que niegan el asesinato en masa perpetrado por los nazis. “En los últimos años cada vez vemos más y más gente que niega que tuviera lugar el Holocausto”, dijo el ministro a dpa en Cracovia.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here