contrataciones gobierno saliente Salvador
Fotografía: Marvin Recinos - AFP
San Salvador, El Salvador.

El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, denunció este viernes que funcionarios públicos del partido del gobierno saliente han contratado nuevo personal antes de dejar el poder en junio próximo, y les advirtió que serán investigados penalmente.

“Los funcionarios públicos que están contratando personal nuevo, cambiando plazas (temporales) a ley de salario, vaciando militantes en el Estado, levantando actas con fechas anteriores, incrementando salarios y promoviendo cuadros serán personalmente investigados y procesados penalmente”, advirtió Bukele mediante su cuenta de Twitter.

El futuro gobernante, electo en los comicios del 3 de febrero, acusó al saliente gobierno del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de colocar a sus allegados en cargos públicos.

“Esto demuestra que no hay voluntad de parte del gobierno saliente de hacer una transición ordenada y sin anomalías”, reclamó Bukele, candidato del conservador partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana).

“Tendremos que solicitar una auditoria y procesar a todos los funcionarios culpables y a los empleados que han aceptado los cargos en complicidad”, agregó.

Tras la denuncia de Bukele, el Ministerio de Hacienda emitió un comunicado “atendiendo especiales instrucciones del señor presidente (Salvador Sánchez Cerén)”, en donde establece que “está prohibida la creación de plazas por cualquier modalidad” en instituciones públicas.

El ministerio, que no refutó la denuncia de Bukele, también indicó que “se prohíben los incrementos salariales” y “el traslado de personal de cualquier nivel jerárquico” de modalidades bajo contrato de trabajo temporal a la ley de salarios, que concede plaza permanente en el Estado.

Tras conocer el comunicado del ministerio de Hacienda, Bukele tuiteó que “quedan todos los funcionarios del actual gobierno instruidos y advertidos”.

El saliente presidente Sánchez Cerén anunció recientemente que conformó una comisión a cargo del proceso de transición, el cual, dijo, será “ordenado y transparente”.

En su comunicado, el ministerio de Hacienda concluyó que el gobierno saliente “confía” que el futuro gobernante “garantizará la estabilidad laboral de los empleados públicos”.

Bukele, que el domingo 3 alcanzó el 53,10% de la votación, no brindó mayores detalles sobre los funcionarios públicos involucrados en su denuncia.