problemas internacionales Huawei
Fotografía: Nicolas Asfouri - AFP
Paris, Francia.

Huawei, líder en infraestructuras de telecomunicaciones para la red de internet móvil 5G, está en el punto de mira de varios países occidentales, que han tomado medidas contra la compañía china a la que acusan de espionaje y de ser una amenaza para la seguridad.

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, denunció por su parte el viernes una campaña internacional “injusta et inmoral”.

Estos son las principales medidas de los países occidentales respecto a la compañía.

– Estados Unidos –

problemas internacionales Huawei
Fotografía: Wang Zhao – AFP

Estados Unidos fue el primero en restringir la actividad de Huawei en el país y lanzó una campaña para convencer a sus aliados de hacer lo mismo.

A finales de 2012, un informe de la comisión de información del Congreso estadounidense consideraba que las tecnologías de Huawei y de otra compañía china, ZTE, podían ser utilizadas contra la seguridad de Estados Unidos y pedía que se excluyeran de los contratos públicos.

El informe aseguraba que Huawei, una compañía fundado por un antiguo ingeniero del ejército chino, “no cooperó totalmente con [su] investigación y era reticente a explicar sus relaciones con el gobierno chino”.

Huawei quedó de facto fuera de las infraestructuras de telecomunicaciones en el país.

En diciembre de 2017 una carta de los legisladores del Congreso aseguraba que la tecnología de la compañía china era “una amenaza para la seguridad” de Estados Unidos.

En paralelo, los grupos de telecomunicaciones A&T y Verizon, así como el distribuido BestBuy, decidieron dejar de vender en Estados Unidos los teléfonos de la marca.

En agosto de 2018, el presidente Donald Trump, en el presupuesto militar de 2019, confirmó la prohibición a los responsables del gobierno y a los militares de utilizar aparatos construidos por Huawei y ZTE.

– Australia, Nueva Zelanda, Japón –

En 2012, las autoridades de Australia prohíben a Huawei presentar una oferta para el programa nacional de internet de banda ancha, temiendo ataques informáticos.

En 2018, Australia excluye a Huawei del plan de desarrollo del 5G, considerando que “la implicación de los proveedores susceptibles de estar sometidos a decisiones extrajudiciales de un gobierno extranjero” constituyen un riesgo para la seguridad.

En noviembre Nueva Zelanda sigue los pasos de Australia, oficialmente por incompatibilidad tecnológica.

Y en diciembre Japón hace lo mismo, con la aprobación de un reglamento para evitar las “fugas de información” pero sin citar específicamente a Huawei , según el peridico Nikkei.

– República Checa –

problemas internacionales Huawei
Fotografía: Wang Zhao – AFP

EN diciembre, la agencia checa de ciberseguridad advierte del uso de programas y equipamiento de Huawei y ZTE, asegurando que constituye una amenaza para la seguridad de la República Checa.

“Las leyes chinas imponen a las compañías privadas con sede en China cooperar con los servicios de información”, indica la agencia.

– Polonia –

Uno de los responsables de Huawei en Polonia fue detenido a mediados de enero por el servicio interior polaco ABW, acusado de espionaje en beneficio de Pekín. Un alto responsable del gobierno afirmó luego que el país está haciendo el inventario de los equipos de Huawei para evitar riegos.

– Otros países “preocupados” –

problemas internacionales Huawei
Fotografía: Wang Zhao – AFP

En Reino Unido, donde el gobierno dice estar “muy preocupado”, el operador Vodafone suspendió las compras de material de Huawei para sus infraestructuras en Europa.

Por su parte la compañía BT anunció en diciembre que retirará los materiales de Huawei de sus redes existentes de 3G y 4G.

Alemania fue más prudente. El presidente del organismo alemán de cibercriminalidad (BSI) dijo en diciembre que “para tomar decisiones tan serias como un boicot se necesitan pruebas”.

En Francia hay dos operadores utilizan equipamiento Huawei en su red 4G y están haciendo pruebas en 5G. El ministro de Exteriores Jean-Yves Le Drian habló la semana pasada de los “riesgos” que supone Huawei.

En Noruega, cuyas redes utilizan equipamiento de Huawei, el gobierno dijo estar reflexionando en “reducir la vulnerabilidad”.