Ghosn Renault
Fotografía: Eric Piermont - AFP
Paris, Francia.

Francia dijo que asegurará la estabilidad del fabricante de autos Renault luego del arresto de su presidente, dijo hoy el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire.

Carlos Ghosn, presidente de Renault, el segundo mayor fabricante de autos del país en el cual Francia tiene 15% de acciones, fue arrestado el lunes en Japón acusado de actos financieros ilegales, lo que llevó a la caída de las acciones del grupo y puso en vilo a los inversionistas.

“Renault ha sido debilitado, lo cual vuelve más necesario actuar rápidamente”, dijo Le Maire.

“El Estado como accionista estará sumamente vigilante de la estabilidad de la alianza y… estamos haciendo todos los contactos necesarios para garantizar la viabilidad de largo plazo de la alianza Renault-Nissan”, añadió.

En declaraciones a la radio estatal Francia info, el ministro de Economía subrayó la necesidad de nombrar una dirección interina “tan pronto como sea posible” porque “Carlos Ghosn ya no está en una posición en la que sea capaz de dirigir Renault”, indicó, y agregó que se comunicará con su contraparte japonés para hablar del asunto.

El lunes, el fabricante de autos japonés Nissan anunció que Ghosn fue arrestado en Tokio luego de que una investigación interna revelara su participación en delitos financieros.

Ghosn será removido de la junta directiva de Nissan esta semana, añadió.

Respecto a la situación fiscal de Ghosn en Francia, el ministro francés dijo que solicitó a las autoridades fiscales estatales llevar a cabo una investigación y que no encontraron “nada en particular que reportar”.

Esta mañana, las acciones de Renault cayeron 3,74 por ciento, luego de haberse desplomado 8,4% el lunes.