extradición gobernador Tamaulipas
Fotografía: Animal Político
Florencia, Italia.

El tribunal de Apelaciones de Florencia, centro de Italia, está reunido este jueves a puerta cerrada para decidir sobre la extradición a Estados Unidos o México del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, acusado de nexos con el narcotráfico, constató la AFP.

Los abogados del político, así como representantes del gobierno de su país asistieron a la primera parte de la audiencia, de casi dos horas, en la sala 32 del moderno tribunal florentino, tras lo cual tuvieron que retirarse.

Yarrington, quien asiste a la audiencia, evitó la prensa al llegar al palacio de justicia escoltado por la policía de prisiones.

El tribunal florentino pospuso en julio toda decisión para poder estudiar la enorme cantidad de documentación presentada por la defensa contra la extradición del político mexicano.

“Hemos presentado centenares de documentos y de objeciones contra la extradición”, adelantó el abogado Luca Marafioti, quien considera que las acusaciones se basan en testimonios poco creíbles y son genéricas.

“Las solicitudes de los dos países son casi una fotocopia”, comentó el abogado, pese a que las condenas para los mismos crímenes en Estados Unidos y México son diferentes.

Yarrington, de 60 años, quien se encuentra actualmente en la cárcel florentina de Sollicciano, fue detenido en Italia el 9 de abril en respuesta a dos solicitudes de Interpol, una presentada por México en diciembre de 2012 y otra por Estados Unidos en marzo de 2016.

En ambos países es buscado por presuntos nexos con narcotraficantes durante el período 1999-2005, cuando ejercía como gobernador de Tamaulipas, donde actúan los poderosos cárteles de la droga del Golfo y los Zetas.

La fiscalía italiana se pronunció en junio a favor de la extradición del exgobernador mexicano y ahora le toca al tribunal de apelaciones autorizarla e indicar a qué país deberá ser enviado.

Sin embargo, si la Corte de Apelaciones se pronuncia negativamente, el acusado podría ser puesto en libertad.

En México, el político es acusado de delitos contra la salud con una posible pena de 20 años de cárcel y Estados Unidos lo señala por tráfico de drogas, lavado de dinero y fraude bancario, que podrían valerle dos cadenas perpetuas y 90 años de prisión.

Cualquiera de los dos países podría después extraditarlo al otro, dado que México y Estados Unidos tienen un tratado en esa materia.

Yarrington, quien militaba en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que fue expulsado en 2016, ingresó a Italia con documentos falsos, sin pasar por Estados Unidos y desde un país europeo no precisado.

Su permanencia en Italia en una localidad de Calabria, la región de la poderosa organización mafiosa Ndrangheta a cargo del tráfico de cocaína en Europa, está siendo investigada por la policía italiana.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here