Sarampión
Fotografía: La Voz
Berlín, Alemania.

El gabinete del Gobierno alemán logró encaminar hoy una ley para la vacunación obligatoria contra el sarampión, que prevé que a partir de marzo de 2020, los padres deben demostrar antes de que sus hijos ingresen a la guardería, jardín de infantes o escuela que están vacunados.

La vacuna obligatoria también rige para las mujeres que tienen grupos de niños a su cuidado en su casa y para el personal de jardines de infancia, escuelas, médico y de instalaciones comunitarias, como albergues para refugiados. En el caso de no cumplir con la ley, se prevén multas de hasta 2,500 euros. Los niños que no están vacunados no podrán ser admitidos en los jardines de infancia.

Los niños y el personal que en el momento en el que entre en vigor la ley en marzo próximo ya estén en un jardín de infancia, escuela o instalación comunitaria, deben demostrar que se vacunaron hasta a más tardar el 31 de julio de 2021. Esto sólo es demostrable con el certificado de vacunación, la libreta de revisaciones médicas del niño o un certificado médico del que se desprenda que el niño ya tuvo sarampión.

“Queremos en lo posible proteger a todos los niños de contagiarse de sarampión”, dijo hoy el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, y explicó que por eso mismo se introdujo la vacunación obligatoria. La medida fue tomada debido al aumento de casos de sarampión en todo el mundo. En Alemania se registraron el año pasado 543 casos. En los primeros meses de este año ya hubo más de 400 casos.

Tras la decisión del gabinete, aún falta la aprobación del Bundestag (Parlamento alemán). De acuerdo con el Ministerio de Salud, no es necesaria una aprobación del Bundesrat (Senado).