SpaceX
Fotografía referencial: EFE/EPA/NASA TV
Washington, Estados Unidos. 

Los dos astronautas de la cápsula Crew Dragon de SpaceX abordaron este domingo la Estación Espacial Internacional (ISS) tras un acople exitoso, la primera vez en casi una década que una nave estadounidense tripulada logra completar esa maniobra.

La escotilla entre las dos naves se abrió a las 17:02 GMT, y poco después los astronautas ingresaron a la ISS, donde se reunieron con sus actuales residentes.

Doug Hurley, de 53 años, y Bob Behnkhen, de 49, que despegaron la víspera en un cohete Falcon 9 desde Florida, son los primeros astronautas en llegar a la estación espacial gracias a un vehículo de una empresa privada.

El primer contacto y acoplamiento con la estación ocurrió a las 14:16 GMT, algunos minutos antes de lo previsto, se informó, cuando la ISS orbitaba a 422 km de la Tierra, sobre la frontera entre Mongolia y el norte de China.

“El acoplamiento está completo”, dijo Hurley, quien junto con Behnkhen es veterano del programa del transbordador espacial de la NASA, finalizado en 2011. Poco después, el procedimiento se completó con un sello hermético.

El éxito de la misión, además de un triunfo para SpaceX, empresa fundada en 2002 por Elon Musk, constituye un hito en lo que la NASA concibe como una nueva era de la exploración espacial que se apoya en la colaboración entre la agencia y empresas privadas.

Esta misión histórica es la más peligrosa y de alto nivel jamás confiada por la NASA a un privado.

“Ha sido un verdadero honor ser una pequeña parte de este esfuerzo de nueve años desde la última vez que una nave espacial de Estados Unidos se ha acoplado a la Estación Espacial Internacional”, dijo Hurley.

Los tripulantes de la Crew Dragon fueron recibidos en la ISS por sus actuales residentes, el astronauta de la NASA Chris Cassidy y los cosmonautas rusos Anatoly Ivanishin e Ivan Vagner. 

La Crew Dragon había pasado las 19 horas previas persiguiendo a la estación espacial a velocidades de 28 mil km/h, previo al alineamiento con el plano orbital de la ISS y una desaceleración que le permitiera realizar la delicada maniobra de acoplamiento.