Senador Clemente Castañeda Hoeflich

Por Señal Informativa Lagos de Moreno

La iniciativa impulsada por el Senador por Jalisco Clemente Castañeda Hoeflich busca que los productos que no son elaborados con leche entera no puedan ostentarse en su etiqueta y marca como si lo fueran, ya que suelen ser productos hechos a base de sueros, productos combinados y fórmulas lácteas que no deben considerarse como leche de origen animal.

Castañeda Hoeflich presentó esta iniciativa en octubre de 2018 misma que fue analizada por la Comisión de Economía y aprobada en abril, señala que la mayoría de las importaciones de productos supuestamente lácteos no lo son realmente, las toneladas de estas importaciones han aumentado en los últimos 25 años un 287% lo que económicamente representa un aumento de 1800% al pasar de 2 mil 167 millones de pesos en 1994 a 40 mil millones de pesos en 2017.

“La leche de origen animal y las fórmulas lácteas o productos lácteos combinados llegan a ocupar el mismo lugar en los anaqueles de las tiendas, a pesar de que estas últimas cuentan con menor cantidad de proteína y lactosa requeridas para llamarse así, por lo que su nombre induce al error, ya que no son leche, por ello, creemos que el uso de la palabra leche, no puede utilizarse como denominación… ya que es inadecuado para describir este tipo de productos”, menciona el senador jalisciense.

Aprobada en votación económica por el pleno Senado de la República se exhorta a la Procuraduría Federal del Consumidor para que los productos denominados: “Fórmula Láctea” y “Producto Lácteo Combinado”, de acuerdo con las Normas Oficiales, no puedan utilizar en su etiqueta y marca la denominación de “Leche”, así mismo incluye a las Secretarías de Salud y Economía para que con base en esta normatividad se revise el estatus de los productos que se comercializan en el país y aquellos que no cumplan con la misma sean retirados del mercado.

Esta acción del representante de Movimiento Ciudadano en la cámara alta, responde a la constante demanda de los productores de los Altos de Jalisco, quienes conforman la cuenca lechera más importante de México, al verse perjudicados por la proliferación y uso exponencial de estos productos, ante el vacío en las leyes mexicanas que no contemplan sanciones o prohibiciones a las importaciones de productos que se ofrecen en los mismos espacios de los hechos con leche de origen animal sin serlo y esto resulta ser un engaño para el consumidor.