Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Más de 2 mil cuentahabientes del banco Santander que fueron víctimas de fraude crearon una organización para su defensa ante la falta de respuesta a sus casos, la mayoría ocurridos durante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Los afectados son de toda la República y las entidades con más casos son Estado México, Cuidad de México y Jalisco. Los fraudes fueron operados de tres formas principalmente: una llamada telefónica de un supuesto número de Santander, la banca en línea y el SIM swapping que consiste en el ingreso a aplicaciones y cuentas bancarias a través del chip de los celulares, informó Patricia Gutiérrez, miembro del Comité Directivo Nacional de Defraudados Santander México.

“Lo que es muy grave es que a veces logran que la gente dé sus datos personales, te enganchan de tal manera que acabas dando datos que sabes que no tienes que dar. Mucha gente dice ‘yo sabía que no tenía que dar datos’ y sin embargo logran que los des, te envuelven, das muchos datos tuyos, incluso cuáles fueron tus últimas compras o tus últimos movimientos, tú crees que están llamando del banco”.

En la organización hay casos con más de cinco años de antigüedad, pero el grueso son del año pasado. La mayoría de los fraudes ocurrieron entre septiembre y noviembre de 2020. Los montos perdidos van desde los tres mil hasta el millón 800 mil pesos.

Patricia Gutiérrez expuso que se desconoce quiénes están detrás, pero que han llegado a la conclusión de que en algunos casos hay colusión de empleados del banco con bandas organizadas, a las que les venden los datos para hacer las llamadas y ejecutar los robos. Después viene un peregrinar para reclamar lo hurtado y solo el 1% se ha resuelto a favor del cuentahabiente.

“Al 1% les han devuelto el dinero por alguna de las vías que tiene el banco o con abogado. Con Condusef no hay nada que hacer, Condusef no tiene dientes, no puede hacer nada. El abogado que nos está asesorando dice que todavía vale la pena hacer el trámite, que pueden obtener cierta información que se puede obtener vía judicial o Condusef”.

El grupo publicó el lunes una carta abierta al Defensor del Cliente Santander México para exigir respuesta a los casos que han sido ignorados en las tres instancias internas de la institución bancaria. En las primera dos, los reclamos son calificados como improcedentes y en la última reciben “largas”.

Georgina García Solís