Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco.

Aunque no han arrancado los trabajos sobre la Avenida Enrique Díaz de León que estaban programados para la primera quincena de septiembre, residentes de las calles Gregorio Dávila y Cruz Verde salieron a las calles para protesta de forma pacífica.

Con algunas lonas donde se lee la negativa a los trabajos, los manifestantes expresaron que no están dispuestos a ceder sus vialidades, ya que los daños a sus viviendas, calles y entorno no se han tomado en cuenta por parte de las autoridades, además se quejan por la falta de información y socialización de la obra.

Georgina, habitante de Santa Tere, comentó que:

“La obra tiene cero transparencia, pretenden quitar nuestros coches estacionados, nuestras casas son muy viejas y no tienen cochera nos van a poner en la inseguridad de dejar nuestros coches lejos para regresarnos a nuestra casa y provocar que nos asalten”.

¿Qué les han dicho, se ha socializando la obra?

“Muy poco, sólo han venido dos veces y a unos vecinos nos señalaron una cosa y a otros otra cosa”.

Además de los estacionamiento, los vecinos de Santa Tere, señalan que las banquetas son estrechas, lo que impide que personas en silla de ruedas puedan acceder a ellas y que con la desviación de la autos a sus calles se pone en riesgo su integridad, los inconformes aseguraron que al inició de los trabajos sus manifestaciones bloquean las calles hasta encontrar un diálogo con las autoridades

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here