Cambridge, Reino Unido

Una facultad de la prestigiosa universidad británica de Cambridge fue acusada el viernes de intentar “borrar” de su historia a uno de sus más famosos donantes por su voluntad de retirar una placa conmemorativa de este mecenas debido a su papel en la trata de esclavos.

Una de las dependencias de la Universidad de Cambridge, el Jesus College, pidió permiso a un tribunal eclesiástico para retirar una placa de mármol en memoria del donante que está en una capilla de la institución.

El abogado Justin Gau dijo en una inusual audiencia de la Iglesia de Inglaterra que las autoridades del Jesus College intentan “borrar” a Tobias Rustat del pasado de la institución.

El caso tiene una repercusión importante en el Reino Unido por el vivo debate sobre el pasado colonial y los llamados de activistas a retirar estatuas y monumentos de figuras históricas vinculadas a la esclavitud.

En junio de 2020, un grupo de manifestantes derribaron una estatua de Edward Colston, que al igual que Rustat tuvo un importante papel en la Royal African Company que amasó una fortuna con la trata de personas.

Este viernes en su alegato final ante el tribunal eclesiástico que tuvo lugar en la capilla misma, Gau indicó que la petición forma parte de la “cultura de la cancelación”.

El letrado, que representa a un grupo de 65 antiguos estudiantes, afirmó que la institución “busca deshacerse de un pariente viejo e impopular que fue muy generoso en el pasado”.

En lugar de retirar la placa o colocarla en otro lugar, estos exalumnos quieren dejarla donde está con una explicación.

Actualmente hay un panel junto a la placa, pero el colegio afirma que mantener este monumento en la capilla es injusto.

La directora de la facultad, Sonita Alleyne, dijo al tribunal que la capilla es “muy problemática” y que debe ser un espacio que no sea cuestionado y que actualmente hay estudiantes que se niegan a entrar.

Gau critica que la facultad quiera quitar la placa, pero que conserve los beneficios de las donaciones.

Además Gau argumentó que en el momento en que se colocó la placa, la Iglesia de Inglaterra no se oponía a la esclavitud.

El juez eclesiástico nombrado para el caso va a escuchar el alegado final de la institución educativa y de quienes se oponen a este memorial antes de anunciar su decisión y de emitir una sentencia por escrito en una fecha posterior.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here