abasto para Guanajuato
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

No está en manos de Jalisco encontrar una solución para el abasto de agua en Guanajuato, sino en las del Gobierno Federal. Así lo dijo el gobernador, Enrique Alfaro, luego de que su homologo Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se quejó por la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador para que la Presa El Zapotillo solo dote a Jalisco.

“Entiendo la molestia de Guanajuato, yo lo he expresado: tienen razón. El gobernador (Diego Sinhue) debe platicar estos temas con el Presidente (López Obrador), pero ni nosotros somos responsables de la decisión por el Río Verde, ni el gobernador podría tomar una decisión sobre los convenios o los esquemas de repartición de las aguas. No es momento de confrontar a los estados, sino de encontrar una solución y nosotros vamos a estar al pendiente, y mantendré la comunicación con el gobernador de Guanajuato, pero no veo ningún riesgo en ese sentido”.

Explicó que, finalmente, la decisión queda en el orden federal y a esa instancia le corresponde encontrar una solución para Guanajuato.

“Las aguas no se pueden manejar como propiedad de nadie; las aguas son nacionales. No lo digo yo, lo dice la Constitución. Todo lo demás es parte del ruido que se ha generado con esta circunstancia y ojalá que el Gobierno de Guanajuato encuentre una salida con el Gobierno federal sobre los problemas de abasto con León. Ojalá nosotros lo encontremos también. Hay mucho ruido y mucha presión. Vamos a vivir tiempos complicados en los que el agua va a ser factor de disputa, no solo entre los Estados, sino también en los países. Y si no, pregunten del manejo de las presas en el Norte del país”.

Confió en que pronto podrá reunirse con su homólogo de Guanajuato y reiteró que no hay confrontación con esa Entidad.

Julio Ríos