Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

En plena concentración en los Estados Unidos, la entrenadora de le selección femenil de futbol, Mónica Vergara, habló de la polémica en torno al castigo que habría a los equipos varonil y femenil por el grito homofóbico y la decisión que afectaría directamente a sus dirigidas.

Vergara manifestó una postura que deslinda a los directivos del futbol mexicano por el apoyo que han mostrado al equipo nacional.

Vergara evitó señalamientos al posible castigo, y aseguró que esperarán al dictamen de la FIFA para saber cuáles serán las sanciones, aunque acepta que el equipo femenil mayor estaría también entre los responsables.

Mónica Vergara recalcó el apoyo de la Femexfut a la selección femenil y una prueba de esto fue la gira de preparación ante Estados Unidos en la que pudieron hacerlo fuera del país ante una potencia internacional. De acuerdo a la entrenadora, los duelos ante el representativo norteamericano servirán para aumentar el nivel de las seleccionadas en competencias futuras.

Ricardo Sotelo