Vista del Estadio de Lusail que acogerá la final del Mundial de Catar 2022. EFE/Alberto Estévez
Doha, Catar.

En unas fechas inusuales, con estadios de lujo y en el país más pequeño en organizar un torneo de tal magnitud, el Mundial de fútbol que por primera vez se celebra en el mundo árabe, en Qatar, arranca con la mayoría de los mejores futbolistas del momento, en el que se supone será la última oportunidad para Messi y Cristiano Ronaldo de ganar el más preciado título y con varios jóvenes talentos que pretenden convertirse en estrellas de la competición.

El Mundial de Catar será, posiblemente, el último de Messi. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
  • Los organizadores esperan recibir a más de 1,2 millones de aficionados de los cinco continentes que se han hecho con alguna de los más de tres millones de entradas que se han puesto a la venta.
  • Los ocho estadios se encuentran a pocos kilómetros de distancia, los más alejados a una hora escasa en coche, y gracias a su red de transporte público cualquier seguidor puede presenciar dos partidos en una misma jornada, un hecho que nunca se había producido en las anteriores ediciones de la Copa del Mundo.
  • El ganador del Mundial recibirá un total de 42 millones de dólares, 30 el subcampeón, 27 el tercer clasificado y 25 el cuarto. Sólo por participar, cada equipo nacional recibirá 1,5 millones de dólares, en concepto de gastos derivados de los preparativos.

Qatar cuenta con un territorio de 11.586 kilómetros cuadrados, un diminuto espacio que acogerá desde el 20 de noviembre al 18 de diciembre a las 32 mejores selecciones del mundo, a la mayoría de los mejores futbolistas.

Vista de la ciudad de Doha, capital de Catar, desde el helipuerto del hotel JW Marriot, en West Bay. El país árabe espera recibir más de 1,2 millones de visitantes durante el Mundial. EFE/Alberto Estévez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here