Fotografía: Medios
México, México.

La captura en Estados Unidos de Emma Coronel, esposa del famoso narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, apuntaría a develar nuevos vínculos entre autoridades mexicanas y el crimen organizado, señaló este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A lo mejor por eso es también la detención, que quieren tener más información de cómo se daba la relación, cómo se llevaba a cabo el contubernio (…), la asociación entre autoridad y delincuencia”, dijo el mandatario izquierdista en una rueda de prensa junto con su par argentino, Alberto Fernández.

López Obrador subrayó que el arresto de Coronel el lunes en un aeropuerto cerca de Washington, se suma al de Genaro García Luna, ministro de Seguridad durante el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012).

García Luna está preso en Estados Unidos desde diciembre de 2019 por supuestamente recibir sobornos del cartel de Sinaloa, que lideraba Guzmán.

A juicio del gobernante mexicano, uno de los rasgos distintivos de los “gobiernos neoliberales” en México era que “no se sabía dónde terminaba la delincuencia y dónde comenzaba la autoridad”.

“Puede ser por eso (que detuvieron a la esposa del “Chapo”). Ojalá informen más los del gobierno de Estados Unidos, pero eso es un asunto que les corresponde a ellos”, sostuvo.

Coronel, de 31 años y con doble nacionalidad mexicana y estadounidense, es acusada de integrar una red que enviaba a Estados Unidos cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas.

También es señalada de colaborar en dos complots para ayudar a Guzmán a escapar de prisiones mexicanas, incluida una fuga a través de un túnel subterráneo de la prisión de El Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, en julio de 2015.

“El Chapo” purga una condena a cadena perpetua en la cárcel federal de máxima seguridad ADX en Florence, Colorado, desde julio de 2019.

Coronel, una exreina de belleza, tenía previsto comparecer este martes ante un juez federal de Washington, por videoconferencia, ocasión en la que se iba a declarar no culpable, según Jeffrey Lichtman, uno de sus abogados.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here