Fotografía: Pablo Toledo / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

A pesar de que ya pasó la Navidad, festividad para la cual los comerciantes reportan sus mayores ventas del año, este lunes la zona comercial de Obregón en el centro de Guadalajara lució con gran afluencia de clientes que generaban aglomeraciones en algunos negocios, principalmente los relacionados con juguetes.

Sin importar que Jalisco atraviesa por sus peores registros de contagios y ocupación hospitalaria por Covid-19, aunado al periodo de restricción en los horarios de atención a los comercios en el estado, en Obregón se retiraron los filtros sanitarios que operaban en días previos a Navidad y consistían en el cercado de las banquetas, control de acceso, revisión de temperatura y entrega de gel en cada esquina de la zona comercial.

Locatarios entrevistados de manera anónima refirieron que los filtros se retiraron a partir del 25 de diciembre, a pesar de que la afluencia de compradores sigue siendo alta y que ese día arrancó la vigencia de las nuevas restricciones comerciales en el estado con miras a disminuir la movilidad y tratar de contener los contagios.

Aunque dicha política emergente concluirá hasta el 10 de enero, los comerciantes dijeron no sentir tanta incertidumbre como en semanas anteriores cuando se activó el botón de emergencia, pues consideraron que sus ventas navideñas fueron buenas y ayudaron a aminorar el impacto de las bajas ganancias del 2020.

Además, la época más fuerte de movimiento ya concluyó en Obregón, aunque aún sigue habiendo afluencia de personas que se surten para el día de reyes o que hacen compras de mayoreo.

Violeta Meléndez