Ocotlán, Jalisco

Tras darse a conocer imágenes en fotografía y video por parte de habitantes de Ajijic, municipio de Chapala que confirmaba la presencia de un espécimen de cocodrilo dentro de la Laguna de Chapala, la Capitanía de Puerto instalada en el municipio emitió un aviso para que los pobladores tomen precauciones, esto para evitar que los ciudadanos se acerquen al o los reptiles que merodean al lago, previniendo riesgos tanto para los propios ciudadanos como para los animales.

El Biólogo e investigador independiente, director de Bosque Tropical, Investigación para la Conservación de la Naturaleza A.C, Paulino Ponce Campos, indicó que el hábitat del lago sí es el propicio para que especímenes de cocodrilo puedan prosperar e indico estos han sido introducidos a los cuerpos de agua por mano humana y emitió recomendación al público, entre ellas el evitar que los cocodrilos sean alimentados de alguna forma, debido a que esta acción implicaría cambios de hábitos en su comportamiento, de acuerdo a estudios efectuados a nivel nacional por el propio Ponce Campos.

“No se les dé de comer, por que ese es un factor que está causando cambios en su comportamiento y está influyendo según mis datos en muchas personas mordidas e inclusive muertos a nivel nacional, bueno ellos son muy miedosos, y temerosos, si hay alguien se alejan, si a veces se quedan porque están acostumbrados, pero se van. El tamaño es importante, si son animales de más de dos metros hay que tener mucha precaución, jamás acercar a niños o mascotas porque son los que corren más riesgo”. 

El investigador, con 30 años de experiencia indicó que hay antecedentes de reportes de otros municipios en la región cieneguense de especímenes de distintos tamaños desde uno hasta tres metros, correspondiente a las denominadas Crocodylus acutus y el moreletti de los  que habitan en occidente y Golfo de México.

Anotó también que los especímenes reportados pueden pertenecer a personas los cuales eran sus propietarios que los tenían como mascotas, ya sea comprados de manera ilegal o capturados pero cuando crecen deciden liberarlos erróneamente a los cuerpos de agua o inclusive mismos ejemplares que pueden escapar de sus dueños.

“Digamos en Chapala puede haber cualquier cosa que haya comercio, digamos ya hay muchas especies que se manejan en el comercio que en el estado o el país, potencialmente podría haber si alguien las líbero, no quiere decir que todas lo estén, al menos el cocodrilo que tenemos aquí en la costa es el Crocodylus acutus o moreletti que es del Golfo de los mexicanos, sabemos que pueden estar porque ya hubo un registro de uno en Tizapan”.

Ponce Campos señaló que las condiciones de temperatura del Lago de Chapala, pese a ser bajas, pueden albergar a dicho reptil gracias a su adaptabilidad de termoregulación, la laguna también es termoestable debido a su capacidad de agua. 

El biólogo mencionó que el hábitat de la laguna carece de espacios en sus márgenes para que los cocodrilos puedan refugiarse fuera del agua, aunque hay zonas con lirio o con tular que pueden ejercer como un escondite superficial, estos requieren de espacios con arena para exponerse al sol tranquilamente.

Ponce Campos explicó que estos se alimentan de aves, otros reptiles, animales de tamaño mediano, distintos tipos de peces, insectos, anfibios y serpientes que no superen su tamaño. La presencia de los reptiles no implica una alteración a la cadena alimentaria de la laguna ya que son pocos los especímenes que han sido reportados.

El biólogo anotó que hay posibilidades para que los cocodrilos pudiesen  reproducirse, esto dependiendo de varios factores, entre los cuales están el número de ejemplares que haya en el lago, que estos estén en la fase de adultez de su vida, además de que la temporada de apareamiento, reproducción, anidación e incubación  tomando de referencia los hábitos de especímenes la zona occidente del país abarca de los meses desde febrero hasta junio, esto en donde la temporada durante en las que la temperatura es caliente.

Paulino Ponce Campos recalcó que los cocodrilos no resultan hostiles a primera instancia, pero destacó que la mayoría de los conflictos entre humanos en México y Latinoamérica que involucra a cocodrilos Acutus y Moreletti tienen que ver con el tamaño y que estos a partir de tres metros para arriba representan un riesgo.

Diego Iván Vera

Diego Iván Vera

Reportero de Canal 44 y Radio UdeG así como en el Periódico Mi Región y colaborador en el blog Superhéroes.es en Sevilla, España. Licenciado en Periodismo, CUCiénega, UdeG; cubro temas de cultura, denuncia ciudadana, cine y entretenimiento.
Diego Iván Vera