Fotografía: EFE/Juan manuel Blanco.

Guadalajara, Jalisco.

La crisis migratoria se recrudeció en México tras la salida de una nueva caravana este jueves desde Tapachula, en la frontera con Guatemala, mientras avanza por el estado de Veracruz un primer contingente conformado todavía por centenares de personas.

Unos 3 mil migrantes, en su mayoría centroamericanos y haitianos, salieron en una nueva caravana desde Tapachula, Chiapas.

Su destino es en principio la Ciudad de México, donde buscarán regularizar la situación migratoria, aunque no descartan enfilar directamente hasta la frontera norte, tal y como anunció recientemente el contingente que partió hace casi un mes también desde Tapachula y que hoy se halla en el estado de Veracruz.

Este numeroso grupo de migrantes está conformado en buena medida por familias y partió de madrugada de Tapachula, anticipándose a las altas temperaturas y humedad que azotan la región.

Previo a su salida, realizaron oraciones para encomendarse a Dios y pedir que las autoridades los dejen avanzar sin problemas.

Temor a las autoridades

El vocero de esta nueva caravana, el activista Luis Rey García Villagrán, afirmó que el contingente está abierto al diálogo.

Pero pidió al Gobierno de México, específicamente al Instituto Nacional de Migración (INM), que garantice que las tarjetas de visitante por razones humanitarias que se han entregado en las últimas semanas a varios centenares de extranjeros que formaban parte del contingente que hoy se encuentra por Veracruz tengan validez para todo el territorio.

El activista añadió que son alrededor de 14 nacionalidades que han emprendido esta caravana y prevé que puedan unirse más migrantes en su travesía por el estado de Chiapas

Johny es uno de los 3 mil migrantes haitianos que se estima que se han integrado en esta nueva caravana.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here