Fotografía: Andrej Isakovic / AFP
Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

El título de Max Verstappen de campeón del mundo de F1, logrado merced a su victoria agónica en Abu Dabi después de una carrera loca, fue del agrado de numerosos aficionados en el mundo, aunque la prensa reflejó la polémica en torno a las circunstancias de la victoria.

Es un triunfo acorde a su imagen: con un punto de valentía rozando la inconsciencia y en medio de la polémica, Max Verstappen entró en el Olimpo de la Fórmula 1 al adelantar en la última vuelta a Lewis Hamilton, cuya escudería Mercedes no tardó en interponer varias reclamaciones contra ese inesperado desenlace.

Como era de esperar, fue en Países Bajos donde las reacciones y los comentarios fueron más entusiastas: “Super Max” para el periódico popular neerlandés Telegraaf, “El mejor del mundo”, para NRC, “Grandísima victoria” para el periódico De Volkskrant: el éxito de Verstappen, que ganó su 10ª carrera de la temporada en Abu Dabi, convirtiéndose en campeón del mundo con sólo 24 años, ocupa las portadas este lunes.

En Francia, L’Equipe escribe en su portada “un Max de locura”, recordando “una última vuelta de antología” y “un final de ensueño”: el Mundial se dirimió en los últimos metros entre Verstappen y su rival británico Lewis Hamilton.

Pero en Reino Unido ese emocionante final dejó un regusto amargo: “Robo a 200 km/h”, lanza el tabloide Daily Mail; “Robo en la última vuelta”, añade el Sun, mientras que Metro denuncia una “farsa”. El Daily Telegraph vaticina incluso “una batalla judicial” luego de la derrota de Hamilton.

Antes de esta última prueba de la temporada, la ecuación era relativamente sencilla: a igualdad de puntos, lo que sólo había ocurrido una vez en la historia de la F1, en 1974, el que terminase delante del otro, entre Max y Hamilton, sería campeón.

Aunque muchos observadores temieron un choque entre ambos aspirantes de un ego XXL y que no se profesan una especial simpatía, nadie podía imaginar un desenlace como el que se vio en las últimas vueltas de la temporada 2021.

En menos de diez minutos la historia de la F1 fue reescrita: Hamilton vio cómo se le escapaba un 8º título mundial, lo que le habría permitido superar a la leyenda Michael Schumacher.

– ‘Ayuda de los dioses’ –

“Yo había dicho que necesitaríamos una ayuda de los dioses de la carrera automovilística en las diez últimas vueltas y, gracias a Dios hubo el coche de seguridad”, resumió el dirigente de la escudería Red Bull, Christian Horner.

Hasta ese famoso “safety car”, la corona mundial parecía ya sobre la cabeza de Hamilton, en cabeza desde la primera vuelta y con un hueco importante respecto a Verstappen, que había salido desde la pole. Pero una salida de pista del canadiense Nicholas Latifi (Williams) lo cambió todo a seis vueltas para el final.

Mientras su monoplaza era retirado de la pista el GP fue neutralizado. Verstappen aprovechó para cambiar neumáticos en boxes, pero no lo hizo Hamilton, de forma que varios monoplazas se intercalaron entre ambos.

Dos salidas eran posibles: si la carrera se reanudaba, el neerlandés tendría opciones, si se daba por concluida detrás del coche de seguridad y sin posibilidad de adelantar, el título sería para el inglés.

Finalmente la carrera se reanudó con una vuelta por delante -y con Verstappen justo por detrás de Hamilton, después de que el director de carrera autorizase a los pilotos con retraso recuperar sus posiciones de origen.

Y “Mad Max” no dejó escapar la oportunidad; con el aliento del público se benefició de la aspiración y adelantó a Hamilton.

– 96 horas para recurrir –

“No habría podido imaginar una última carrera más loca, era como estar sobre montañas rusas, en un momento dado no tenía ninguna esperanza de ganar”, confesó Verstappen.

Dolido, Hamilton le felicitó con deportividad: “Max realizó un trabajo fantástico este año”.

Aunque su escudería interpuso dos reclamaciones, rechazadas ambas por los comisarios de carrera, aunque Mercedes hizo saber su intención de recurrir.

La escudería germano-británica, que, como consuelo, conquistó el título de constructores por octava ocasión consecutiva, dispone de 96 horas para formalizar su recurso.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here