Foto: EFE

Nueva YorkEstados Unidos.

Con experimentación, juegos y brillantina, la Semana de la Moda de Nueva York abrió este viernes una edición trastocada por las ausencias y el Covid-19 con los desfiles de otoño-invierno 2022 de Proenza Schouler y de Christian Cowan.

En su colección, presentada en una galería de arte en el popular East Village de Manhattan, la marca neoyorquina Proenza Schouler jugó con el contraste entre ajustadas cinturas con faldas sueltas o algo voluminosas.

La idea era exagerar o yuxtaponer diferentes formas para responder a “esta completa obsesión corporal de estos días con medios sociales y todos enseñando el cuerpo”, dijo el diseñador Lazaro Hernandez.

La modelo Bella Hadid lució un diseño de mangas con botones, hombros exagerados y una parte superior de terciopelo negro con capucha que le daba un aire de “Catwoman”.

“La experimentación y el juego son clave, puede que ahora más que nunca”, dijo Proenza sobre su colección.

Por su parte, Christian Cowan, que ha vestido a Lady Gaga o los raperos Cardi B y Lil Nas X, presentó su colección a lo grande en el observatorio del One World Trade Center, el rascacielos de Manhattan que se levantó de los escombros de las Torres Gemelas atacadas el 11 de septiembre de 2011.

En un espectáculo con atmósfera de club de noche, el diseñador británico hizo patente su gusto por la brillantina y el estilo. De hecho, como guiño previo al desfile, la llamada “Torre de la Libertad” aparecía pintada de rosa en las cuentas de las redes sociales de la marca, que cultiva el glamour y las lentejuelas.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here