Fotografía: Alex Wong/Getty Images/AFP
Jerusalén, Indefinido.

Israel anunció el lunes haber utilizado en una serie de pruebas un láser aerotransportado para derribar drones, un “avance tecnológico” que podría reforzar su sistema de defensa.

Este nuevo sistema de láser, instalado a bordo de un pequeño avión civil, y “probado esta pasada semana”, permite apuntar a cualquier objeto volador, entre ellos “drones, obuses, cohetes, misiles balísticos” indicó Yaniv Rotem, director de Investigación y Desarrollo del ministerio israelí de Defensa.

El láser aerotransportado logró derribar varios drones a una altura de 900 metros y un radio de un kilómetro, pero una vez perfeccionado, podría interceptar objetivos en un radio de 20 km, afirmó Rotem en una videoconferencia.

Esta tecnología, puesta a punto por el ministerio de Defensa y la sociedad israelí Elbit Systems, utiliza técnicas de detección aérea del ejército, y luego propulsa un láser de 100 kilowatios en dirección del objetivo, explicó Rotem a la prensa.

Un prototipo operativo podría estar listo “en tres o cuatro años”, según él.

El ministro de Defensa Benny Gantz saludó este lunes un “avance tecnológico”. “El sistema láser permitirá hacer frente a una diversidad de amenazas, dando seguridad al Estado de Israel, y reduciendo al mismo tiempo los costes de interceptación” según declaró en un comunicado.

En su último enfrentamiento con el Hamás en mayo, el gobierno israelí indicó que su sistema antiaéreo “Cúpula de hierro” interceptó el 90% de los 4.300 cohetes lanzados desde el enclave palestino de Gaza por el movimiento islamista.

Cada misil de la “Cúpula de hierro” para derribar los cohetes de Hamás cuesta decenas de miles de dólares.