Pese a la tragedia, las autoridades de México y Guatemala no han presentado avances en las investigaciones
Chiapas, México.

Las investigaciones y repatriaciones de cadáveres de los 56 migrantes fallecidos en un accidente de tráfico en el sureño estado mexicano de Chiapas continúan, cuando se cumple un mes de la tragedia.

El pasado 9 de diciembre, un tráiler que trasladaba a migrantes de Centroamérica, escondidos en una caja con respiradero, se volcó en la carretera Tuxtla-Chiapa de Corzo, a la altura del kilómetro 9, dejando 56 muertos y cientos de indocumentados heridos.

Pese a la tragedia, las autoridades de México y Guatemala no han presentado avances en las investigaciones, mientras que familiares de los afectados esperan su recuperación para volver a sus lugares de origen.

Muestra de ello es Emilio Yboy López, un agricultor guatemalteco que hace un mes recibió una llamada en la que le informaron que su hijo, Jenrry Soel Yboy Hernández de 21 años tuvo un accidente, pero le tomó tres días llegar a Tuxtla, en México, para estar al pendiente del joven, que sufrió una fractura en la cadera e ingle.

Emilio, todavía consternado pero aliviado, narra la historia de su hijo quien, dice, tenía el sueño de juntar dinero y construir su casa en su lugar de origen.

“Yo le dije que no fuera al viaje, pero me argumentó que ya llevaba dos años en Guatemala y no había juntado nada, y por invitación de sus amigos se fueron con los que conocían”, lamentó.

Jenrry era vigilante de una empresa de textiles en la capital guatemalteca. Emilio dice que en cuanto le den de alta regresarán a su país para que se recupere “creo que lo volverá a intentar ir a Estados Unidos”, pero antes, aclaró “hay que pagar lo prestado”.

Según datos de la Fiscalía General de la República (FGR), del total de fallecidos, se han identificado 54 cuerpos, la mayoría de nacionalidad guatemalteca, y se han repatriado a 31 de ellos: 11 a República Dominicana y 20 a Guatemala.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Eduardo Hernández, informó que de los repatriados, 8 eran originarios de Quiché, 2 de Chimaltenango y el resto de Quetzaltenango, Izabal, Baja Verapaz, San Marcos y Escuintla. Todos eran hombres de entre 18 y 40 años.

En México, de acuerdo con la Secretaría de Salud de Chiapas, la asistencia médica se continúa brindando a 13 migrantes centroamericanos en diferentes nosocomios de la entidad y el estado de salud que guardan es delicado estable.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here