Fotografía: EFE/ Carlos Ramírez.
Ciudad de México, México.

Los precios al consumidor mexicanos marcaron en noviembre un fuerte repunte al registrar un alza interanual del 7.37 %, el mayor nivel en dos décadas, debido a la preocupante alza de insumos básicos como los agropecuarios o la energía.

Este elevado dato se dio luego de que en el undécimo mes del año los precios al consumidor se elevaran un 1.14 % mensual impulsado por los energéticos y los agropecuarios, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Un nivel que contrasta con el de noviembre de 2020, hace justo un año, cuando los datos correspondientes reflejaron un aumento mensual del 0.08 % en el índice de precios al consumidor (IPC) y una inflación anual del 3.33 %.

“El índice nacional de precios al consumidor se incrementó 1.14 % mes contra mes, el mayor aumento para dicho mes en 21 años. La inflación anual quedó en 7.37 % año contra año, 1.13 puntos más que en octubre”, dijo en Twitter el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

Los productos más afectados

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó el 0.37 % mensual y dejó la tasa anual en el 5.67 %.

Si bien esta cifra ya es alta, sobresale el alza de los precios no subyacentes, pues los agropecuarios aumentaron un 4.48 % respecto al mes anterior y los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno aumentaron 2.64 %.

A nivel anual, los precios de los agropecuarios han crecido un 14.36 %, mientras que las tarifas energéticas se han elevado un 11.26 %.

De este modo, la partida de no subyacentes aumentó un 3.45 % mes contra mes y aumentó un 12.61 % interanual.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here