Fotografía: Redes sociales
Guadalajara, Jalisco.

La industria pide al gobierno de Jalisco que no active el botón de emergencia y tome otras medidas para contener la pandemia.

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Rubén González Uyeda propuso hacer paros de forma gradual: primero en actividades sociales; en segundo lugar en transporte público por aglomerar personas y hasta el final en las actividades económicas, en lugar de frenar en seco durante 14 días.

En caso contrario, advirtió las perdidas en la industria ascenderían a 2 mil 300 millones de pesos.

“Los contagios no se han dado en las empresas, hemos cumplido con los horarios escalonados, hemos cumplidos con los protocolos, pero este descuido de una parte de la sociedad y de alguna manera alentado porque la autoridad ha sido un poco más benévola con ella y no ha tenido… pues yo veía al principio en los dos primeros dos meses una clara determinación de la autoridad”.

Desde las cámaras empresariales surgen otras propuestas para no llegar a un paro total, el cual a su juicio, detonaría una crisis social.

La industria del vestido plantea hacer cierres en las zonas que son focos rojos por el número de casos, como ya se hizo en la cabecera de Tlajomulco de Zúñiga y con los tianguis, Joya pide mayor control para evitar contagios en el transporte público y la electrónica considera que se debe apretar a la sociedad por relajar las medidas sanitarias.

“Vemos que la sociedad ha tenido un relajamiento social, de alguna manera sabemos que no está respetando muchas de las normas que se tienen que seguir para cuidar la salud y con ellos estamos poniendo en riesgo la economía de todos. Vemos a mucho joven que se va a hacer reuniones, muchas personas que les molesta usar el cubrebocas o lo usan incorrectamente”.

Las alternativas expuestas por la industria obedecen a su miedo a que haya más muertos por hambre que por contagios de coronavirus. Tan sólo en la industria electrónica, las líneas de producción se irían a otras partes del mundo y se perderían 30 mil empleos directos, 60 mil empleos indirectos y 550 millones de dólares de exportaciones en dos semanas.

Georgina García Solís