Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

El 40% de las reclamaciones por consumos, transferencias electrónicas y disposición de efectivo no reconocidos que se presentan ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) son resueltas a favor de los afectados. En el resto no se logra aportar elementos que demuestren la anomalía, afirmó el delegado estatal de la Condusef, Fabián Rodríguez.

El funcionario federal explicó que en la reciente ola de fraudes cometidos en cuentas de Santander, las resoluciones no han sido favorables para los clientes debido al uso de tecnología avanzada o porque ellos mismos proporcionaron datos a los estafadores, cuando recibieron una llamada de supuesto personal del banco que les alertaba de movimientos extraños en sus cuentas bancarias.

Más de 2 mil cuentahabientes de Santander defraudados de todo el país crearon una organización para su defensa, a raíz de que sus asuntos en Condusef no obtenían una resolución favorable.

El delegado estatal de la institución reconoció que son únicamente una instancia conciliatoria, y que su intervención se limita a tres procesos: a la gestión electrónica, al proceso conciliatorio entre ambas partes y si la resolución no favorece al usuario se emite un dictamen para que el caso se lleve ante autoridades jurisdiccionales.

“¿A qué nos enfrentamos? Nos enfrentamos en un poquito de imprecisión en la manera en la que el usuario nos presenta su reclamación, esas imprecisiones no nos permiten identificar de una manera muy clara la necesidad del usuario y bueno pues lamentablemente no todos los casos que se presentan resultan favorables”.

Los miembros del grupo Defraudados Santander México que han agotado sus casos ante Condusef, han optado por interponer demandas mercantiles orales o demandas sociales colectivas para recuperar los montos perdidos.

De acuerdo con la base de datos de Condusef, las reclamaciones por transferencias electrónicas no reconocidas en contra de clientes de Santander se dispararon en Jalisco en mil por ciento. En 2019 recibieron 17 y el año pasado fueron 191. Las quejas por consumos no reconocidos cayeron en 40%, por cargos no reconocidos en cuentas disminuyeron en 17% y por disposición en efectivo en cajero no reconocida aumentaron en 22%.

Georgina García Solís