revisión del Pacto Fiscal
Imagen: Transmisión FIL
Guadalajara, Jalisco. 

Llaman a los gobernadores que permanecen en la CONAGO a que se sumen a un pronunciamiento conjunto con los gobernadores opositores de la Alianza Federalista y de esa manera los 32 estados pidan al Gobierno federal que no se entregue en 2021 menos presupuesto que en el 2020 y se convoque a una nueva Convención Nacional Hacendaria

Así lo planteó el gobernador Enrique Alfaro durante el foro “Hacia un nuevo pacto social en México”, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

“Por qué no hacemos una propuesta todos los gobernadores de este país pidiendo que se respete cuando menos el presupuesto que recibimos este año. Segundo, que se convoque a una Convención Nacional Hacendaria, es para eso, para dialogar y construir un nuevo convenio de coordinación fiscal. Decía el gobernador Barbosa que se va a dar, pero si no empujamos no se va a dar. El segundo planteamiento es convocar ya a una Convención Nacional Hacendaria y tercero que tomemos el compromiso de fortalecer el Sistema Estatal Anticorrupción y fortalezcamos así el Sistema Nacional Anticorrupción”. 

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, expuso que los gobiernos estatales también deben poner de su parte, pues dependen en exceso de los recursos federales y no fortalecen sus ingresos propios, además que arrastran deudas multimillonarias. Respecto a la reunión de los 32 gobernadores, Mena, que permanece en la Conago, le tomó la palabra a Enrique Alfaro.

“Me parece muy positivo, creo que antes de esta reunión de 32 estados me parece positivo, y hacer una agenda, algunos gobernadores podrán querer un tema y otros algunos diferentes, pero si planteamos la mejora del Sistema de Coordinación Fiscal y la mejora de mecanismos contra la corrupción puede ser viable y me dará gusto que nos podamos reunir todos los titulares de los ejecutivos”. 

Javier Corral, gobernador de Chihuahua, explicó que actualmente de cada peso recaudado en impuestos, solo se regresan 20 centavos a los estados y lo viable sería que al menos se retornen 30 centavos.

“La fórmula del 80-20 no corresponde la realidad actual de las entidades, máxime cuando las entidades asumen mas responsabilidades. La fórmula más justa, equitativa y correcta seria del 70-30. Debemos implementar medidas de compensación y reciprocidad para los estados, que saneen finanzas, que ahorren, que transparenten sus presupuestos, que se sometan a reglas de austeridad y por supuesto que incrementen ingresos propios”.

Miguel Barbosa Huerta, gobernador de Puebla, aceptó el diálogo de 32 gobernadores, pero dijo que esta lucha por combatir el centralismo no debe ser un pretexto para socavar al régimen.

“No podemos los gobernadores sustraernos de la discusión sobre el futuro del país. ¡Nadie puede pensar eso! Ese centralismo del que hoy nos quejamos es el mismo que se ejerció en gobiernos priístas y panistas. Y un centralismo desbocado de corrupción, por eso el tema de la corrupción es asunto selectivo.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles también se dijo a participar en el diálogo propuesto por Enrique Alfaro. Y respondió así a Barbosa.

“No puede ser ahora en el momento, de porque así estaba, entonces así hay que dejarlo. Al contrario, esto que no funciona hay que debatirlo y cambiarlo. Esta es una gran oportunidad a la que estamos convocados ahora. Si lo tuvo el régimen priísta, lo mantuvo el régimen panista, pero que esto sea el argumento, de para qué lo discutimos, no. Hay que entrarle a la discusión con responsabilidad y respeto porque así lo demanda México”.

La mesa moderada por Mauricio Merino formó parte del Seminario Internacional Federalismo y combate a la corrupción en América Latina, a la que dio la bienvenida el Rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí.

Julio Ríos