Fotografía: Violeta Meléndez
Guadalajara, Jalisco. 

Este martes el Congreso de Jalisco designó a ocho nuevos magistrados del Supremo Tribunal de Justicia del Estado por un periodo de 12 años, cuatro hombres y cuatro mujeres; una quinta funcionaria quedó pendiente debido a que ninguna de las aspirantes obtuvo las votaciones suficientes, por lo que se elegirá en otra sesión.

Los designados fueron Adrián Talamantes Lobato, quien fungía como titular de la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo y amigo personal del gobernador; José Luis Álvarez Pulido, Bogar Salazar Loza, cuñado del diputado panista Gustavo Macías; y José Luis Gutiérrez Miranda.

Talamantes Lobato descartó ser cuota de Movimiento Ciudadano o del propio Enrique Alfaro, pues explicó que llega a la magistratura por interés propio y con el examen Ceneval mejor calificado de los aspirantes, mientras que sus resultados en la evaluación del Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción cambió del lugar 28 al 18, luego de que pidiera correcciones y se las concedieran.

“Fue producto de un proceso que se llevó con toda transparencia, cubrí los requisitos, estaba entre los 20 primeros en el tema de la calificación y los 20 éramos elegibles (…) Desde luego tengo una amistad con el gobernador y lo digo con mucho gusto y mucho orgullo pero eso no tiene nada que ver con el desempeño de mi nueva responsabilidad”.

Respecto a las mujeres, fueron designadas Ruth Gallardo Vega, Ana Espinoza Valadez, Georgina del Real Vizcaíno y Elsa Navarro Hernández. Debido a que la quinta magistrada no alcanzó la mayoría de votos, los diputados tienen cinco días naturales para volver a citar y elegir entre las cinco candidatas a ese espacio que ya fueron previamente evaluadas.

Este proceso se dio sin la presencia de la bancada de Morena, ya que su coordinadora Érika Pérez, manifestó que se trató de una repartición de cuotas a la que su fracción no se iba a prestar.

“El grupo parlamentario de Morena, en congruencia, estuvimos en reunión los cinco diputados y decidimos no estar presentes para no avalar esta repartición de magistraturas y de consejero como ya es habitual obviamente por Movimiento Ciudadano y el PAN”.

Inmediatamente después de las designaciones, los ocho magistrados tomaron protesta en el Legislativo y se dirigieron al Poder Judicial, donde les esperaban para definir las Salas que dirigirán sus nuevos integrantes, quienes recibirán un salario mensual bruto de 109 mil pesos.

Violeta Meléndez