Fotografía: Patrick T. FALLON / AFP
Los Angeles, EEUU.

El fiscal general de California, Rob Bonta, advirtió este miércoles sobre las tarjetas de vacunación falsas de covid-19 que han empezado a aparecer en las tiendas y en internet, recordando al público los riesgos de utilizar dichas falsificaciones.

“Hemos tenido conocimiento de que se han publicitado en redes sociales, plataformas de comercio electrónico y blogs falsos carnés de vacunación de covid-19 para que algunas personas se hagan pasar por personas vacunadas”, escribió el fiscal en un comunicado.

“Estas tarjetas falsificadas están perjudicando la salud y la seguridad de los californianos y además son ilegales”, subrayó Bonta, señalando que se trata de un delito federal.

Todos los californianos mayores de 12 años tienen acceso gratuito a la vacuna contra el coronavirus y se les entrega una tarjeta oficial en la primera inyección.

Eso no impidió que el propietario de un bar en Clements, una pequeña ciudad de California, fabricara tarjetas falsas y las vendiera a 20 dólares cada una en el bar hasta su detención a principios de mayo.

Los medios de comunicación estadounidenses también han informado sobre tutoriales de tarjetas falsificadas que circulan en foros de Internet frecuentados por activistas antivacunas y en sitios web de venta privada.

Por el momento, estas tarjetas no tienen carácter oficial, pero los organizadores de eventos privados han empezado a reservar ciertos accesos para las personas vacunadas.

La tarjeta de vacunación también podría permitir pronto a los estadounidenses viajar a la Unión Europea, cuyos Estados miembros acaban de acordar permitir la entrada a los viajeros de terceros países que hayan recibido las dosis necesarias de la vacuna contra el covid-19.