Fotografía: EFE/ Martin Alipaz.
La Paz, Bolivia.

La puesta en marcha del Instituto Iberoamericano de Lenguas Indígenas (IIALI) será el aporte de América Latina para preservar y promover los más de 500 idiomas nativos que se hablan en la región, muchos de ellos en riesgo de desaparecer y con ellos, los saberes ancestrales de estas naciones.

Estos aspectos fueron resaltados por el vicecanciller de Bolivia, Freddy Mamani Machaca, y el secretario técnico del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Filac), Gabriel Muyuy, en una entrevista, a propósito de las actividades que se desarrollan en La Paz para inaugurar el instituto.

La creación del instituto se definió en la Cumbre Iberoamericana celebrada en 2006 y se ratificó y terminó de impulsar en similares encuentros en 2018 y 2021, recordó Mamani, quien preside el Consejo Directivo del Filac.

Los organismos encargados de concretar la iniciativa son el Filac, con sede en La Paz, la Secretaría General Iberoamericana (Segib) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

“La iniciativa del IIALI constituye un valioso aporte desde nuestra región de América Latina y el Caribe hacia la comunidad internacional para la protección y promoción de las lenguas indígenas”, consideró Mamani.

Además será una “herramienta fundamental” de la cooperación sur-sur para revitalizarlas dentro del Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas proclamado para el periodo 2022-2032 por Naciones Unidas, apuntó.

Precisamente uno de los objetivos del instituto es “concienciar sobre la situación de las lenguas indígenas y los derechos culturales y lingüísticos” de estos pueblos, además de fomentar su “transmisión, uso, aprendizaje y revitalización”, destacó el vicecanciller boliviano.