Fotografía: Twitter: "@reporteroerrant".
Ciudad de México, México.

“Acapulco Killer”, del periodista David Espino, reúne ocho historias hiladas a lo largo de ocho años en Acapulco y en el resto del estado de Guerrero con víctimas y victimarios, y es un reflejo de la ola de violencia que padece el país y los periodistas.

En entrevista, Espino comenta este domingo que en su libro rescata historias de personas que tienen un punto en común: la violencia.

Esta, dice, ha trastocado la vida de los más de 3.5 millones de habitantes de Guerrero, una de las regiones más pobres de México, quienes han buscado sobrevivir a calamidades de todo tipo: huracanes, plagas, hambre, malos gobiernos, hasta el narcotráfico y la violencia.

“Hay vidas, personas que se les ha trastocado completamente su realidad su vida común, su vida corriente. Y todo debido a la violencia”, afirma tras años de investigaciones periodísticas.

Acapulco multifacético

Espino, un periodista “freelance” que ha colaborado en medios nacionales y extranjeros, explica que su libro busca reflejar las diversas caras que tiene Acapulco, la ciudad más conocida de Guerrero y popular nivel mundial.

“Acapulco es inmenso y la idea era hacer una introspectiva como sociedad de cómo vemos la violencia y cómo este problema ha cambiado las realidades de la población”, afirma.

Para el periodista, este es un retrato de cómo la violencia y su normalización fue escalando desde el norte al sur del país y cómo la gente empieza a acostumbrarse a los daños que deja el narcotráfico.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here