Por Juan Antonio Orozco 

A propósito de que varias plataformas han puesto en marcha proyectos que apuestan por radioseries, audiolibros y libros sonoros, en el marco de la FIL 2019 tuvo lugar el foro “Retos y posibilidades de escribir para el lenguaje sonoro” en el que participaron Jorge Carrión, Bibiana Ricciardi y Bernardo Esquinca. Esta opción literaria no se trata únicamente de adaptaciones de libros o textos narrados por una voz, si no de obras que son concebidas desde el formato sonoro y son pensadas así durante todo el proceso creativo.

Más allá de la tradicional lectura de texto, ya sea digital o físico, esta confluencia de entre el formato radiofónico, el podcast y la dramaturgia, implica transformaciones tanto en los procesos de lectura, como en los de creación.

Esto lo que ha producido es una situación en que mi forma de escritura ha cambiado. Por ejemplo, si corro escuchando libros, en ese momento en que las endorfinas están saltando en mi cabeza, porque estoy entrenando, los procesos creativos de otros, por ejemplo, los de los colegas aquí presentes en la mesa, empiezan a, de alguna manera mezclares con mis propios procesos creativos y generan una nueva forma de escritura”, expresa Bibiana Riccardi.

Durante el proceso creativo de este tipo de textos entran en juego varias estrategias narrativas que los panelistas compartieron.

Todo comienza con el ejercicio de la lectura en voz alta que permite pensar en intenciones y modulaciones, dijo Bernardo Esquinca. A partir de ahí entran en juego cuestiones de estilo donde tiene que tomarse en cuenta la sonoridad de las palabras ya que un texto no se lee y se escucha de la misma manera.

Mencionaron además, que este tipo de narrativas se relacionan con la redacción dramática, ya que los diálogos tienen un peso importante y que al requerir ser ambientados y dramatizados, se encuentran en un cruce con la radionovela. Bibiana Riccardi añadió que no es la misma atención que presta el lector auditivo y el lector de lo escrito ya que lo hace en quietud, y por ello, el autor debe buscar estrategias para reiterar información importante de la trama sin que ello sea muy evidente.

Los autores coincidieron en que el participar en proyectos de radioseries originales supuso para ellos una revolución en la manera en que concebían la creación literaria.

Por otra parte, señalaron que este formato en específico permite a los lectores consumir literatura prácticamente en cualquier sitio.

Bibiana Riccardi adelantó un poco de Nuestro secreto, proyecto en el que se encuentra trabajando, y que, además de la novedad del formato, sorprendió al echar mano de un recurso bastante cercano a las realidades cotidianas para construir su historia:

“La serie que acabo de terminar de escribir, y esta es la primera vez que lo voy a contar en público, es una historia de cuatro amigas que viven en diferentes partes del mundo, han sido compañeras de la secundaria y luego la vida las ha ido llevando a diferentes ciudades pero han mantenido la amistad durante veinte años, están en sus cuarenta y algo, y se comunican a través de audios de WhatsApp. Entonces toda la serie está contada a través de los audios de WhatsApp. Y hay un secreto que atraviesa la serie que multiplica a su vez en múltiples secretos. Creo que no puedo decir mucho más que esto”

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here